Tecnología

Un implante cerebral permite manejar ordenadores con la mente y tratar condiciones neurológicas

Un implante cerebral permite manejar ordenadores con la mente y tratar condiciones neurológicas

Stentrode, un implante que tiene el potencial de tratar una amplia gama de condiciones neurológicas, ha traído mejoras significativas en la calidad de vida de un par de hombres australianos que padecen la enfermedad de la motoneurona (EMN).

Recientemente, se han llevado a cabo las primeras pruebas en humanos de un dispositivo diseñado para tratar el cerebro mediante estimulación eléctrica y han dado algunos resultados muy prometedores, según explica New Atlas.

Stentrode, un implante que tiene el potencial de tratar una amplia gama de enfermedades neurológicas, ha traído mejoras significativas en la calidad de vida de un par de hombres australianos que padecen la enfermedad de la motoneurona (EMN), causa entre otras de la esclerosis lateral amiotrófica.

En 2016, investigadores en Australia demostraron un nuevo tipo de implante en el cerebro de las ovejas cuya idea era ofrecer una forma de registrar la actividad cerebral y estimular el órgano sin necesidad de una cirugía invasiva en la que se tallara un trozo de cráneo para insertar cables y electrodos.

En este sentido, Stentrode puede implantarse a través de una pequeña incisión en el cuello. Una vez dentro, el dispositivo es guiado a través de un vaso sanguíneo por rayos X hasta que descansa sobre la corteza motora, la región del cerebro responsable de planificar y llevar a cabo los movimientos voluntarios.

Ahí es capaz de monitorizar las señales eléctricas procedentes del cerebro y de estimular las regiones cerebrales que se corresponden con movimientos musculares particulares, según New Atlas.

Actualmente, Stentrode ha sido implantado en el cerebro de 2 hombres: uno en agosto del año pasado y otro en abril de este año.

Ambos sufren de EMN y utilizan la tecnología en casa como parte de sus actividades diarias.

En el caso de Phillip O’Keefe, que es el segundo receptor, ha perdido fuerza y flexibilidad en sus brazos en los últimos 6 meses debido a la progresión de la enfermedad, que mata lentamente las neuronas del cerebro y acaba provocando parálisis.

La enfermedad le ha imposibilitado usar el teclado de un ordenador con sus manos. Sin embargo, gracias al dispositivo Stentrode está teniendo alguno que otro avance.

5 misterios del cerebro que aún no se han conseguido resolver

De hecho, ambos han conseguido llevar a cabo acciones como hacer clic y zoom, con una precisión de más del 90%, e incluso escribir a velocidades de hasta 20 caracteres por minuto.

El implante registra su actividad cerebral y la transmite de forma inalámbrica a un pequeño receptor que llevan en el pecho. A continuación, un ordenador traduce las señales a comandos en pantalla.

Se trata de volver a entrenar a tu cerebro para que funcione de una manera diferente“, ha explicado O’Keefe.

Es solo concentración, pero como andar en bicicleta se convierte en algo natural“, ha añadido.

O’Keefe ahora puede usar el sistema Stentrode para navegar por Internet, escribir correos electrónicos y comprobar el estado de sus cuentas bancarias. Y es que, cuando piensa en mover su tobillo izquierdo, es capaz de realizar un clic con el ratón.

Llevar esta tecnología a la práctica, llevarla ahora a la etapa clínica en la que realmente está ayudando a alguien, es lo que soñamos cuando empezamos“, ha comentado el profesor asociado de neurología Tom Oxley, que ha estado trabajando en el dispositivo Stentrode en la Universidad de Melbourne (Australia) desde 2011.

Así, a largo plazo, los desarrolladores esperan que los enfermos de parálisis puedan controlar los exoesqueletos robóticos.

*Artículo original publicado por Geraldine Soengas en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider