Motor Tecnología

Un error de Google Maps atrapa a conductores en un camino sin asfaltar

Un error de Google Maps atrapa a conductores en un camino sin asfaltar

La tecnología no es perfecta, nos ayuda mucho, sí, pero puede cometer fallos. Un claro ejemplo de ello es este error de Google Maps que ha dejado atrapados a cientos de conductores de Estados Unidos en el barro.

Ocurrió en Denver, camino del aeropuerto, los conductores se encontraron que un accidente en Peña Boulevar había provocado un gran atasco que les impediría llegar a tiempo a recoger a sus familiares en el aeropuerto o coger un vuelo.

Al activar la aplicación Google Maps, ésta les sugirió coger un desvió para evitar estar esperando más de media hora en el atasco, con tan mala suerte que no se trataba de una carretera secundaria sino de un camino sin asfaltar y en muy malas condiciones.

La lluvia de esos días en Denver había convertido el camino de tierra en un barrizal difícil de superar para algunos de los coches que empezaron a amontonarse en el camino y bloquear a los vehículos que sí tenían tracción trasera y hubieran podido escapar más fácilmente de la escena.

Google Maps ya te avisa en España de la presencia de un radar

Una de las conductoras atrapadas confirmó a CNN que la aplicación recomendaba coger este camino secundario para ahorrar unos 20 minutos de trayecto que hubieran tenido que estar esperando parados en el atasco. Claro que, al final, esperaron más tiempo en el caos que se creó dentro del camino lleno de barro.

“Tomamos en cuenta muchos factores al determinar las rutas de conducción, incluido el tamaño de la carretera y las condiciones de la ruta” han explicado desde Google ante la queja de los afectados. “Si bien siempre trabajamos para proporcionar las mejores direcciones, pueden surgir problemas debido a circunstancias imprevistas como el clima. Alentamos a todos los conductores a que sigan las leyes locales, permanezcan atentos y utilicen su mejor criterio mientras conducen”.

Estamos tan acostumbrados a vivir rodeados de tecnología que se nos puede olvidar con facilidad que ésta también comete fallos como nosotros y que la debemos usar como apoyo, valorando siempre en última instancia la situación según nuestro propio criterio.

*Artículo original publicado por Marta Sanz Romero en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com