Tecnología

Twitter como vigilante epidemiológico: había tuits sobre tos seca o neumonía antes de los casos oficiales

twitter

Las autoridades podrían usar las plataformas sociales como Twitter para detectar los primeros coletazos o la aparición de nuevos síntomas de futuras pandemias. Según revela un reciente análisis de datos, en Europa se tuiteaba sobre una “tos seca” más de lo habitual ya en enero de 2020.

Al igual que las redes sociales amparan noticias de última hora, permiten monitorizar accidentes y catástrofes a tiempo real o informar sobre salud de forma simultánea a personas de todas las partes del mundo, también tienen gran potencial para detectar los puntos calientes de virus emergentes antes de ser localizados por los medios oficiales, tal y como apunta una reciente investigación llevada a cabo por la estadística Milena Lopreite de la Universidad de Calabria y su equipo.

“Nuestro estudio se suma a la evidencia existente de que las redes sociales pueden ser una herramienta útil de vigilancia epidemiológica”, dijo el economista Massimo Riccaboni de la Escuela IMT de Estudios Avanzados de Lucca. Redes como Twitter son fantásticas opciones para interceptar los primeros signos de una nueva enfermedad, antes de que prolifere sin ser detectada, así como para rastrear su propagación. 

En el estudio analizaron un gran conjunto de datos con más de 570.000 usuarios únicos y más de 890.000 tuits, buscando mensajes en siete países europeos que incluyesen la palabra clave “neumonía” -en siete idiomas europeos- del invierno pasado y comparándolos con inviernos anteriores hasta 2014. Tras excluir hipervínculos a noticias parra no tener encuentra la cobertura de los medios de comunicación, determinaron que en Twitter hubo un incremento notable de la palabra clave en la mayoría de los países durante el invierno 2019-2020.

Los 5 únicos países del mundo que aún no han tenido ningún caso de coronavirus

Repitieron esto con otros términos para los síntomas comunes de COVID-19 como “tos seca” y una vez más encontraron patrones similares. En el caso concreto de Italia, los tuits mostraron signos de puntos calientes de virus en la primera semana de 2020, semanas antes de que se anunciara oficialmente el primer caso el 20 de febrero de 2020. Un patrón similar se observó en Francia. Para España, Polonia y el Reino Unido esta señal social de la presencia de COVID-19 apareció dos semanas antes de sus casos oficiales.

Los hallazgos muestran el inmenso potencial de la red social como herramienta de vigilancia epidemiológica y también el retraso que puede haber etre la presencia de una nueva enfermedad y la detección por parte de las autoridades. Los cambios más acusados en el uso de estas palabras clave tuvieron lugar principalmente de las regiones geográficas que resultaron ser el caldo de cultivo clave para las infecciones. Para el futuro, las redes podrían combinarse con el uso del Big Data sobre factores ambientales como la contaminación, transformándose en un instrumento de rastreo de nuevos brotes d ecoronavirus. 

“Cualquier sistema de vigilancia digital integrado configurado para monitorear COVID-19 y más allá debe ser controlado por autoridades independientes de protección y regulación de datos y cumplir con un conjunto claro de principios de preservación de la privacidad e intercambio de datos que no pongan en peligro los derechos civiles y otras libertades fundamentales”, avisa el equipo en el artículo.

Estos hallazgos apuntan a la urgencia de establecer un sistema de vigilancia digital integrado en el que las redes sociales puedan ayudar a geolocalizar cadenas de contagio que de otra manera proliferarían casi por completo sin ser detectadas”, concluyen Lopreite y sus colegas. Una vez identificados los síntomas clave de esta y de futuras pandemias, las conversaciones en redes podrían ayudar a detectar los brotes y epicentros de la enfermedad. 

Este estudio fue publicado en Scientific Reports.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.