Son muchos los motivos que empujan a las redes sociales a realizar cambios en sus diseños y algoritmos. Sin embargo, pocas veces se hacen cambios de verdadera importancia que afecten a la interacción entre usuarios. Más allá del combate contra los bots o las fake news, las vías de conversación suelen mantenerse estables, pero viene un gran cambio en este aspecto.

Hace unas horas Twitter anunció un nuevo cambio de forma oficial a través de su cuenta e informó de que pronto estará disponible a nivel mundial.

Se entiende que esta opción dará cierto poder a los usuarios respecto a sus muros y desanimará a las personas maleducadas o trolls que solo buscan repercusión. Al no aparecer en un primer vistazo, serán mucho menos leídos y se evitará la posibilidad de que consigan más RT o FAV que los tuits originales, como ocurre a veces. Sin embargo, no todo tiene que ser positivo.

El desafío viral de Twitter que revela cuál es tu problema de la vista

Aunque todavía se tendrán a mano las herramientas habituales de bloqueo o silenciar a otros usuarios, la opción de ocultar respuestas abre la puerta a eliminar la pluralidad de la red social y fomentar las llamadas cámaras de eco.

Si algunas de las medidas tomadas por YouTube al cambiar su algoritmo han sido con la intención de combatir los mensajes de odio o la desinformación que se fomenta mediante terapias no contrastadas o creencias sin base científica, en Twitter se podrá transmitir falsa información que requerirá de una mayor molestia por parte del usuario para llegar a las respuestas o debates que la desmonte.

Queda por ver cómo funciona cuando se traten de debatir también ideas políticas o con los problemas de desinformación que surgen en ocasiones tras un acto terrorista, donde se dan rienda suelta a los prejuicios y miedos de muchos ciudadanos antes de que llegue la información.

Ocultar no es eliminar, pero sí es dificultar la lectura de tuits que no gustan a los emisores del mensaje original. Esta opción significa cambiar en gran medida el uso que se le da a Twitter, que en muchas ocasiones es más un brainstorming que permite todos los puntos de vista y no un foro donde cada usuario es casi dueño de todo lo que se refiera a su cuenta.

Desde la compañía se ha alegado que esta medida no quita transparencia a los usuarios porque que la información seguirá disponible. De momento empezará a funcionar en Canadá y podremos ir viendo los resultados.