Un grupo de ingenieros coreanos del Instituto de Ingeniería Civil de Corea ha ideado una tecnología que hace que el móvil te vibre, si va a atropellarte un automóvil, entre otras medidas de seguridad.

Este ecosistema de seguridad se compone de un sistema de sensores, luces LED y app para el móvil, poniendo en marcha una serie de avisos, tanto para el conductor como para el peatón, cuando se dispone a cruzar la calle.

La conducción autónoma y los dilemas éticos que se plantean

Según las pruebas realizadas con cerca de 1.000 vehículos, el 83.4% redujeron la velocidad o pararon cuando recibieron una de estas alarmas. En vías con un límite de velocidad de 50 Km/h, los conductores redujeron la velocidad una media del 20%, al ver los avisos.

Este nuevo sistema de prevención de accidentes coreano utiliza varias tecnologías, simultáneamente.

En primer lugar, una cámara equipada con un sensor de calor, situada en los cruces o lugares de paso más comunes, detecta cuando una persona va a cruzar la calle. Entonces enciende unas luces LED que hay en el suelo, tal como se ve en la fotografía anterior. Estas luces se ven a 50 metros, por parte del conductor, y no deslumbran.

Si por alguna razón el conductor no ve al peatón y no reduce la velocidad, cuando el vehículo se acerca a menos de 30 metros del cruce se iluminan unas señales de aviso en el suelo, pensadas para los peatones que cruzan distraidos mirando el móvil, o para las personas ancianas que no han visto el coche. Al mismo tiempo, suena un pitido.

Si todos estos avisos no resultan suficientes, los usuarios que se hayan descargado la app de seguridad recibirán un aviso al móvil, y éste comenzará a vibrar, para avisar de que hay un peligro.

Esta bombilla LED tiene una vida útil de 25.000 horas y garantía de 3 años. Color blanco neutro 4000K, y un brillo de 806 lúmenes. Solo consume 8W, equivalente a una bombilla estándar de 60W. Eficiencia energética: A+

Según comentan los propios ingenieros que han ideado el sistema de seguridad para cruzar la calle, solo cuesta 13.300 dólares instalarlo. No parece demasiado dinero, si con ello se salvan algunas vidas…

En realidad no está pensado para instalarlo en las grandes ciudades, sino en zonas rurales en donde hay poca visibilidad en los cruces, o viven muchas personas ancianas.