Tecnología

Estos tatuajes cambian de color según tus posibles enfermedades

Estos tatuajes cambian de color según los niveles de glucosa

Científicos en Alemania han desarrollado un tatuaje intradérmico real que puede cambiar de color en respuesta a los niveles cambiantes de glucosa, albúmina o pH, sirviendo como potente indicador del estado de salud.

Aunque por el momento no se ha probado todavía en humanos -el experimento ha sido llevado a cabo con cerdos- estos tatuajes reales pueden tener la llave para el control en tiempo real de enfermedades crónicas como la diabetes o la insuficiencia renal. Su poder reside en que los colores se modifican a medida que cambian las concentraciones de biomarcadores clave.

La investigación, que ha sido publicada en Angewandte Chemie International Edition y liderada por el ingeniero químico Ali Yetisen de la Universidad Técnica de Múnich, pudo estimar con precisión las concentraciones basadas en fotos de teléfonos inteligentes de los tatuajes. Un paso más hacia la medicina personalizada, la modificación corporal y la biomonitorización.

Este tatuaje electrónico podrá salvar miles de vidas al año

Por otra parte, el artículo escrito por los investigadores recuerda que esta práctica no es algo nuevo ni propio del siglo XXI. “La modificación del cuerpo al inyectar pigmentos en la capa de la dermis es una costumbre que tiene más de 4000 años”. En el caso que hoy nos ocupa, los sensores de tatuajes implantados en la dermis sirven como poderosa herramienta de diagnóstico, mostrando las variaciones en el pH, la glucosa y las concentraciones de albúmina mediante biosensores colorimétricos. 

Estos tres biomarcadores han sido los elegidos porque a menudo suelen indicar que algo no va bien. La albúmina es una proteína en el plasma sanguíneo, y cuando los niveles son bajos puede indicar problemas renales o hepáticos, mientras que los niveles altos pueden indicar problemas cardíacos. 

Mientras, la glucosa debe estar controlada ya que está estrechamente vinculada a la diabetes, lo que afecta la capacidad del cuerpo para metabolizar los azúcares, y los cambios en el nivel de pH de su sangre (acidosis para pH bajo, alcalosis para alto) pueden ser causados ​​por una variedad de problemas que suelen requerir tratamiento médico.

Colores

El equipo creó diversos tintes que responden a los cambios: el sensor de albúmina es un tinte amarillo que se vuelve verde en presencia de este biomarcador -cuanta más albúmina, más verde se vuelve-. El sensor de glucosa aprovecha las reacciones enzimáticas de la glucosa oxidasa y la peroxidasa: el cambio de concentración produce un cambio estructural en el pigmento de amarillo a verde oscuro.

Por su parte, el sensor de pH se basa en los tintes rojo de metilo, azul de bromotimol y fenolftaleína. En un rango de pH de 5 a 9, el pH de la sangre humana normal ronda los 7.4, el sensor varía de amarillo a azul.

Tatuajes con sonido: la forma de llevar en tu piel tu risa o canción favorita

Además, solo el color del sensor de pH es reversible, y no es de mucha ayuda si el tatuaje solo funciona para una lectura. Los otros podrían hacerse reversibles con receptores sintéticos, pero aún tienen que probarlos, eso es para futuras investigaciones. Por el momento solamente se ha probado en piel de cerdo y pronto se experimentará con animales vivos, para ver si las tintas causan reacciones adversas.

“Las aplicaciones de los sensores pueden extenderse a la detección de electrolitos, proteínas, microorganismos patógenos, gases y estado de deshidratación”, escribieron los investigadores. “Los sensores dérmicos desarrollados pueden tener una aplicación en diagnósticos médicos para monitorear una amplia gama de biomarcadores de metabolitos”.

Imágenes de portada | Ali Yetisen 

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.