Motor Tecnología

Sustituir los coches diésel españoles por gasolina aceleraría el cambio climático

Sustituir los coches diésel españoles por gasolina aceleraría el cambio climático

Cambiar los vehículos diésel de más de diez años por nuevos de gasolina aumentaría hasta un 2% las emisiones de CO2 en las grandes urbes españolas, según apunta un estudio de la Universitat Politècnica de València.

El escándalo del ‘dieselgate’ supuso un importante tsunami para las compañías automovilísticas, las cuales vieron como una de sus grandes apuestas se veía, de la noche a la mañana, abocada a la desaparición. Lo que quizás no resulta tan sencillo es aventurar cuál puede ser el combustible alternativo al diésel, a sabida cuenta de que los vehículos eléctricos siguen sin ser una opción viable para largas distancias.

En ese sentido, una de las propuestas que se han escuchado más habitualmente es la de reemplazar la flota de coches diésel por vehículos movidos por gasolina. Pero los expertos dudan de que este cambio pueda ser algo positivo, sino todo lo contrario.

De acuerdo a un estudio de la Universitat Politècnica de València, cambiar los vehículos diésel de más de diez años por nuevos de gasolina aumentaría hasta un 2% las emisiones de CO2 en las grandes urbes españolas. De hecho, estos científicos ponen en duda la “demonización y los vetos de los vehículos diésel nuevos”.

El cambio climático aumentará un 25% la brecha entre países ricos y pobres

Y es que, siempre según sus datos, si la flota diésel española anterior a 2009 se sustituyera por nuevos vehículos diésel (E6 Temp), las emisiones de CO2 en las ciudades bajarían hasta un 6% y un 22% en las carreteras.

“Es importante sustituir los vehículos diésel anteriores a 2009 –equipados con motores Euro 4- para disminuir la contaminación del tráfico en las ciudades, pero la solución no pasa necesariamente por los vehículos de gasolina y, tampoco por los eléctricos, que tienen todavía muchas limitaciones”,  asegura José Ramón Serrano, investigador del Instituto CMT-Motores Térmicos de la UPV. “Respecto a los primeros, en nuestro estudio demostramos que, aunque cambiar los diésel antiguos por gasolina nuevos mejoraría la calidad del aire respirado en las grandes ciudades, la medida aumentaría las emisiones de CO2 en éstas y no contribuirían con sus políticas urbanas a frenar el cambio climático, sino más bien todo lo contrario, lo acelerarían“.

En concreto, en ciudades europeas como Barcelona, ubicadas al nivel del mar, el estudio constata que las emisiones de CO2 podrían reducirse un 6,2% cambiando diésel antiguo por diésel nuevo,mientras que, si el cambio se hiciera por un vehículo nuevo de gasolina, las emisiones de CO2 podrían incluso aumentar.

Y lo mismo ocurriría en Madrid: en el primero de los casos Madrid reduciría sus emisiones de CO2 un 5,9%, mientras que con motores gasolina las emisiones de gases de efecto invernadero se incrementarían. El estudio también concluye que, tanto sustituyendo por diésel como por gasolina nuevos las emisiones de NOx bajarían de forma casi idéntica, alrededor de un 45% en la ciudad de Madrid.

*Artículo original publicado en Business Insider

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.