Motor Tecnología

Siete claves para evitar averías en el embrague

Siete claves para evitar averías en el embrague

El embrague es una de las piezas más importantes del coche y una de las más caras de reparar. Te contamos algunos consejos que deberías tener en cuenta para evitar averías en este elemento.

Se trata de uno de los elementos que debemos de revisar obligatoriamente a la hora de comprar un coche de segunda mano, su reparación o sustitución puede arruinarnos el mes… o el año. Para mantener esta pieza en el mejor estado te contamos estos consejos para evitar averías en el embrague. ¡Toma nota!

Sin brusquedades

Una vez arranques tu coche y esperes el tiempo oportuno para que tu motor comience a despertarse e iniciar la marcha no lo hagas con brusquedad. Acciona bien el embrague, pisa fuerte y hasta el final el pedal de embrague y suéltalo suavemente, sin que te puedan las prisas.

Siéntate correctamente

Parecería que no tiene nada que ver con esta pieza pero el sentarse de manera incorrecta no solo afecta a tu espalda, también al embrague entre otros elementos. Si no accionamos de manera correcta el pedal de embrague puede acortar la vida útil del mismo. Además, es un asunto de seguridad.

No abuses del acelerador

En marcha debes utilizar de la misma manera el pedal del embrague, accionándolo de manera correcta utilizando todo su recorrido. Una vez te aconsejamos que no sueltes demasiado rápido el pedal y que evites, en la medida de los posible, abusar del acelerador con el mismo pedal accionado. Si te encuentras en una pendiente y no tienes habilidad con el coche aún para salir de ella sin peligro a “quemar el embrague” utiliza el freno de mano para ayudarte.

El pie en su sitio

El reposapiés que tienes junto al embrague está ahí con un sentido, utilízalo. Una vez hayas cambiado de marcha coloca tu pie izquierdo sobre este soporte, si mantienes el pie encima del embrague podrás reducir igualmente la vida útil de esta pieza.

Úsalo cuando debas usarlo

Úsalo siempre que sea necesario, no más de lo debido. Si estás en un atasco o has parado en un semáforo levanta el pie del embrague y coloca la marcha en punto muerto. No mantengas el pedal accionado si vas a permanecer parado, aunque sean unos segundos.

Las manos a su sitio

Además de mantener el pie en el pedal del embrague cuando viajamos hay conductores que siempre llevan la mano derecha en la palanca de cambios. Forzar la palanca, aunque solo sea con el peso de la mano, también contribuye a deteriorar el embrague. Si la caja de cambios está deteriorada por el rozamiento excesivo el embrague no podrá hacer su función.

Mantenimiento al día

Por supuesto, el mantenimiento es primordial. Para cualquier elemento del coche el correcto mantenimiento es sinónimo de vida. El embrague, de la misma manera, debe pasar sus controles y no escatimar con el mantenimiento.

*Artículo original publicado en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.