Tecnología

Los robots podrían vengarse de nosotros en el futuro, según un especialista en ética

Los robots podrían vengarse de nosotros en el futuro, según un especialista en ética

Un especialista en ética revela que las máquinas inteligentes podrían vengarse en el futuro de los seres humanos y exigir recompensas por el maltrato sufrido por parte de ellos.

“Un día las inteligencias artificiales nos verán como a simios que caminaban erguidos condenados sin remedio a la extinción”, dicen en la película Ex machina. No sabemos si queda mucho para que las máquinas hereden la tierra, pero algunos especialistas dibujan la posibilidad de que la IA futura, despojada de las limitaciones actuales, se vengue de la forma en la que la tratamos hoy.  

Mientras que en la actualidad la mayor parte de los sistemas de IA son algoritmos capaces de detectar determinados patrones dentro de los datos, cuando las máquinas incrementen su sensibilidad la cosa podría cambiar. Así lo afirma Nicholas Agar, un especialista en ética de la Universidad de Victoria en Wellington que advierte que los futuros robots podrían querer una recompensa por la forma en que tratamos a sus insensibles antepasados ​​hoy.

“Quizás nuestro comportamiento hacia la inteligencia artificial no sensible hoy en día se deba a la forma en que esperaríamos que las personas se comporten con cualquier inteligencia artificial futura que pueda sentir, que pueda sufrir”, escribió Agar en un ensayo para The Conversation publicado el martes. “¿Cómo esperaríamos que esa futura máquina sensible reaccionara hacia nosotros?”

El yin yang de la IA: así son los pros y contras de la llegada de los robots

Como subrayan desde Futurism, la noción de que los robots maltratados se vuelvan violentos ha empapado el universo de la ciencia ficción desde “Westworld” a “Bladerunner”. En resumen, de acuerdo con el pensamiento de Agar, “si vamos a hacer máquinas con capacidades psicológicas humanas, deberíamos prepararnos para la posibilidad de que se vuelvan sensibles”.

El concepto de maltrato hacia las máquinas también se vincula con otras violencias y aborda el problema de cómo los humanos tratan a otros seres vivos. Los defensores de los prostíbulos de robots, por ejemplo, argumentan que las personas con tendencias violentas pueden actuar según sus impulsos sin lastimar a nadie, mientras que a otros les preocupa que comporte una aproximación hacia la violencia que buscan con personas reales, especialmente en el caso del abuso sexual, la pederastia y la violencia contra las mujeres. De hecho, no existe hasta la fecha evidencia terapéutica de los robots sexuales, sino que pueden agravar problemas ya existentes.

Agar comparó la situación con la forma en que los animales son brutalmente explotados en la actualidad o los recursos naturales son expoliados vilmente, acabando con la salud del planeta. El especialista en ética argumenta que las personas tienen una tendencia anticuada a actuar violentamente con los seres que perciben como inferiores, y que la potencial capacidad futura de los robots para defenderse debería hacernos reflexionar. “Los animales no pueden vengarse, pero las máquinas inteligentes podrían hacerlo”.

Fuente | Futurism

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.