Tecnología

¿Realmente cuatro de cada diez empresas ya han integrado la inteligencia artificial?

5 ejemplos de como los algoritmos están modificando el liderazgo empresarial

Según Gartner, el 37% de las empresas a escala mundial ya ha implementado la IA de alguna forma en su negocio, lo cual supone un aumento del 270% en apenas cuatro años y el triple respecto a hace un año.

Que la inteligencia artificial es la tendencia más nombrada (y renombrada: la terminología entre el detalle técnico y los conceptos de marketing es infinita) del momento no es ninguna novedad. Que la IA es el gran campo de inversión de los grandes ‘players’ de la industria tecnológica, tampoco. Pero pese a semejante despliegue de recursos, atención y esfuerzos, el comentario más común en los mentideros de la industria suele ser que todavía queda mucho para ver la IA como un paradigma extendido y democratizado a lo largo del tejido empresarial.

Pues bien, no sabemos si pecando de optimismo (o a lo mejor es un servidor el que inclina su particular balanza del lado negativo) o por un simple exceso de confianza, Gartner ha hecho públicas unas previsiones difíciles de asimilar, pero que harán las delicias de los ‘gurús’ de la inteligencia artificial. Según esta firma de análisis, el 37% de las empresas a escala mundial ya ha implementado la IA de alguna forma en su negocio, lo cual supone un aumento del 270% en apenas cuatro años y el triple respecto a hace un año.

De ser ciertas, son cifras demostrarían que la inteligencia artificial es la tecnología con la adopción más rápida en oda la historia reciente de la industria digital, ya que ni blockchain, ni el cloud computing ni tan siquiera los mainframe en su momento lograron semejantes tasas de acogida en sus primeros años.

La inteligencia artificial supondrá un impacto comercial de 1,2 billones de dólares este mismo 2018

Para justificar esta afirmación Gartner asegura haber entrevistado a más de 3.000 CIO en 89 países de las principales industrias y sectores públicos, representativos de un volumen de facturación de 15 billones de dólares (15 trillion, para los anglosajones) y 284.000 millones en gasto TIC. Aquí ya encontramos una primera explicación de tan anómalos resultados: el estudio no ha tenido en cuenta a las pymes, que en países como España representan el 99,9% del tejido productivo y que, por sus barreras de entrada y las dificultades de asumir nuevas tecnologías debido a las economías de escala y la falta de talento, seguramente ni tan siquiera han pensado en usar la inteligencia artificial.

El segundo factor que explica esta extraña conclusión es lo que Gartner ha entendido por inteligencia artificial. “La IA se ha convertido en una parte integral de cada estrategia digital y ya se utiliza en una gran variedad de aplicaciones. Los resultados de la encuesta muestran que el 52% de las operadoras de telecomunicaciones cuentan con chatbots y el 38% de los proveedores de atención médica dependen de diagnósticos asistidos por ordenador. Otros casos de uso operacionales para la IA son la protección contra el fraude y la personalización del consumidor”, reza el informe. Dicho de otro modo: se engloban bajo el paraguas de inteligencia artificial herramientas que antaño correspondían a simples software de Business Intelligence o analítica de datos al suo.

“Todavía estamos lejos de la inteligencia artificial general que puede asumir tareas complejas, pero ahora hemos entrado en el ámbito del trabajo y la ciencia de la decisión aumentados por la inteligencia artificial, lo que llamamos ‘inteligencia aumentada'”, admite Gartner. O lo que es lo mismo: cualquier cosa que se tiña mínimamente de inteligencia artificial (y solo en las grandes empresas, las pymes no importan) será inteligencia artificial. Al menos para sus equipos de marketing…

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.