Tecnología

¿Qué le pasa a tu coche si usas gasolina de invierno en verano?

¿Qué le pasa a tu coche si usas gasolina de invierno en verano?

La lista de cosas que pueden ocurrir si usas gasolina de invierno en verano no es corta y, como la patronal europea de los fabricantes de coches alertó hace algunas semanas, habrá que estar pendientes, porque a partir del mes de junio, algunos coches podrían sufrirlos.

Con gran parte de la población en casa, el consumo de hidrocarburos ha caído en picado y las reservas de gasolina de especificación invernal no se ha han gastado. Según la Directiva Europea de Hidrocarburos, el 1 de mayo, debería de dejar de venderse este carburante que tiene un índice de volatilidad más alto para poder ser manejada adecuadamente a bajas temperaturas.

En España y el resto de países del sur de Europa, durante el verano, la gasolina baja su volatilidad a 60 kPa (letras que indican kilopascales, la medida internacional de la presión de vapor). El motivo es que esta volatilidad aumenta con la temperatura, de manera que en los meses de más calor, la gasolina fabricada para el invierno tenderá a pasar a su fase gas, con los problemas y peligros que esto conlleva.

Y a la inversa sucede en invierno ya que en los cilindros se quema una mezcla de aire y vapor de gasolina y, con el frío, si esta permanece demasiado líquida, sencillamente, no podrá ser conducida hasta la cámara de combustión. De estos dos fenómenos se deriva todo los posibles problemas de usar gasolina de inverno en verano.

Los problemas que puede causar la gasolina invernal en verano

Usada bajo temperaturas cálidas, la gasolina invernal puede generar problemas en todo el sistema de admisión: como bloqueo del conducto por vacío, que el motor de trompicones o, incluso, que se llegue a calar.

Si sucede lo anterior, también pasará que el coche después no arrancará fácilmente o que no lo hará en absoluto, cosa que también puede pasar cualquier día desde el principio.

¿Se puede ir a repostar a la gasolinera en el estado de alarma?

En motores con control de emisiones por evaporación, usar una gasolina de mayor volatilidad puede hacer que se sobrecargue la válvula de ventilación y que todo el sistema de error porque recibir datos incoherentes.

Así, con la gasolina de invierno, estos sistemas de control de emisiones se purgarán más de la cuenta. El módulo de diagnóstico puede reconocer todo esto como un fallo y la luz de mal funcionamiento del motor se encenderá.

Ni qué decir tiene que si se da esta situación, lo que recomiendan los fabricantes es llamar a la grúa y llevar el coche a un taller de marca. Por otro lado, desde ACEA ya advirtieron lo más importante: si el coche sufre daños por usar gasolina de invierno en verano, la garantía no cubrirá la reparación.

¿Y usar combustible de avión en el diésel?

En el mismo comunicado, ACEA alertó de que en algunos países se podría valorar usar combustible de aviones para mezclar con el diésel a partir de mayo con objeto de liberar el stock de queroseno almacenado y sin usar. Si embargo, el contenido de azufre del combustible de aviación es 300 veces superior al del diésel de los automóviles, de manera que esto podría generar el colapso de los catalizadores.

*Artículo original publicado por Vicente Cano en Topgear.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.