Tecnología

¿Qué es TOF-3D y en qué consiste?

¿Qué es TOF-3D y en qué consiste?

Dentro del mundo fotográfico que se está impulsando en los móviles actuales ha aparecido un nuevo elemento, un sensor que acompaña de la mano al resto de cámaras y que puede dar mucho juego tanto en fotografía como en otras funciones, ¿sabéis qué son los sensores TOF-3D y en qué consisten? Os lo contamos.

Si vamos a una tienda a comprarnos un móvil nuevo o buscamos por internet, en los últimos modelos que han salido al mercado notaremos que la mayoría tienen un detalle fundamental en común, cuentan con un gran número de cámaras.

Dos, tres, cuatro, hasta cinco cámaras hemos podido ver en los dos últimos años en la parte trasera de un móvil. Cada una de estas cámaras se ocupa de una función primordial para mejorar las fotografías y siempre hay alguna dedicada a la profundidad de la imagen.

Estas lentes se dedican a conseguir el efecto desenfoque que tanto nos gusta en fotografía, dando más importancia a la persona que está en primer plano y desenfocando todo lo demás. Sin embargo, es necesario contar con un software muy bueno para que el resultado no quede muy artificial y recorte bien la silueta de la persona, o podemos recurrir a un sensor TOF-3D, donde las siglas aluden a los términos Time of Flight.

Así mejora un móvil con 5 cámaras la experiencia de hacer fotos

Este tipo de sensores está llegando a los móviles para acercar ese Modo Retrato al resultado que podría conseguir una cámara reflex. ¿Cómo lo consigue? Utilizando una serie de rayos de luz que funcionan como un sonar y rastrean toda la escena.

Los rayos viajan a la velocidad de la luz hasta dar con un objeto por el camino y volver rebotados al sensor de la cámara. Según el tiempo que tarde cada rayo en regresar, el sistema será capaz de conocer la distancia a la que está cada objeto y así, crean un mapa 3D de profundidad mucho más preciso. Con este método, al usar rayos de luz, se consigue un resultado instantáneo, por lo que la fotografía no saldrá movida.

Nosotros ya hemos podido probar algunos móviles con este tipo de sensores y es que las marcas ya los están incluyendo en sus modelos más premium, como el Honor 20, el Samsung Galaxy Note 10 Plus, el Huawei P30 Pro o el LG G8 ThinQ entre otros. A continuación os dejamos una muestra de lagunas de las fotos que hemos hecho con estos y otro móviles con sensores TOF-3D.

Otros usos aparte de la fotografía

Esta tecnología no sólo puede ser útil para hacer buenas fotos. Es más, no es una tecnología nueva, ya la vimos hace años en el mundo de los videojuegos con los dispositivos Kinect de Xbox que usaban un sensor TOF 3D para detectar el movimiento.

El mundo de los videojuegos también puede encontrarle mucha utilidad a los móviles que incluyan estos sensores. En los juegos de realidad mixta nos permitirían interactuar con distintos personajes e incluirlos en nuestro entorno personal.

Y por otro lado, también le auguran mucho futuro a esta tecnología en los sistemas de reconocimiento facial. La precisión con la que estos sensores mide los distintos rasgos de nuestra cara mejoraría la seguridad de los dispositivos y reduciría las posibilidades de fraude o fallo en gran medida.

Esta tecnología aún necesita mucho desarrollo para que se use de una manera más amplía y no sea exclusiva de los móviles más top. El sensor TOF no sólo ocupa espacio en el móvil, sino que además requiere de un procesador muy potente que se haga cargo de toda la información que recoge.

*Artículo original publicado por Marta Sanz Romero en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com