Tecnología

¿Qué es Sensor SAR y en qué consiste?

¿Qué es Sensor SAR y en qué consiste?

Dentro de nuestros móviles hay muchos elementos que no conocemos, pero que tienen una gran importancia para el funcionamiento correcto de estos dispositivos. ¿Sabéis qué es el sensor SAR y en qué consiste? Os lo contamos.

Tal vez no os hayáis planteado nunca cuál es el motivo, pero seguro que habéis notado que cuando nos acercamos el teléfono a la cara para realizar una llamada, la pantalla de este se apaga. De no ser así podríamos colgar la llamada con la oreja.

Esta función tan simple es responsabilidad del sensor SAR o sensor de proximidad. Se trata de un pequeño chip que cumple con una tarea mucho más importante que ésta, controlar que el móvil sea seguro para nuestra salud.

SAR es un acrónimo y se podría traducir como tasa de absorción específica. Así, suena muy rebuscado, pero se trata de la medida de la cantidad de energía de radiofrecuencia absorbida por un tejido que está expuesto a un campo electromagnético. ¿Cuánta energía puede absorber nuestro cuerpo del campo electromagnético que desprenden los móviles?

Sí, los móviles emiten radiación, pero al igual que otros muchos objetos o incluso nosotros mismos. Mientras la radiación sea baja no debería ser perjudicial. Es más, la radiación electromagnética de los móviles no es ionizante, es decir, que no es capaz de modificar los tejidos ni nuestro ADN y, por lo tanto no es cancerígena.

Los móviles que emiten menos radiación en la actualidad

Cada país establece los límites de este tipo de radiación que pueden emitir los móviles que se venden en el mercado, para asegurarse que sean unas cantidades seguras para los usuarios y de esto también se ocupa el sensor SAR. En móviles, tablets y demás dispositivos similares podemos encontrar varios de estos sensores por cada dispositivo para que juntos sean más sensibles a los campos electromagnéticos.

Los sensores SAR controlan que la radiación del móvil se mantenga en unos niveles adecuados y alerta si esta radiación se está disparando peligrosamente. Pero esto no es todo, también se dedica a controlar las fluctuaciones de los campos eléctricos que rodean al móvil.

Esas fluctuaciones lo que le indican al sensor es que el móvil se está acercando a otro objeto o a un cuerpo como el nuestro. Los seres humanos también estamos rodeados de un campo eléctrico, aunque muy débil y al acercarnos el móvil, el sensor SAR detecta el cambio que se produce al chocar el campo eléctrico del móvil con el nuestro y alerta al procesador para que apague la pantalla táctil.

Problema solucionado, bueno, no del todo. Cuando el teléfono se está iniciando sus componentes empiezan a trabajar y ese campo eléctrico se altera, por lo que durante ese proceso se decidió que el sensor SAR se mantuviera inactivo para no apagar la pantalla cuando más la necesitamos.

Aunque no sea necesario, si queréis comprobar el nivel de radiación que emite vuestro móvil o el que queréis compraros, cada año se publica el ranking de los modelos que más radiación emiten. En 2019, por ejemplo, la lista estaba encabezada por el Xiaomi Mi A1 y el Xiaomi Mi Max 3. El primero alcanza un SAR de 1,75. De los 16 primeros de la lista, 6 de ellos eran de Xiaomi. Esto se debe a que su arquitectura amortigua menos la radiación emitida, en función de la colocación de los chips.

Todos, incluso los de Xiaomi, cumplen las normativas de seguridad impuestas por la Unión Europea y el resto de países, por lo que no debemos preocuparnos, ni rechazar uno de estos modelos por este motivo. Es más, con el paso de los años los smartphones se fabrican cada vez más robustos y emiten menos radiación.

*Artículo original publicado por Marta Sanz Romero en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com