Tecnología

Qué es el Yottabyte, la unidad de medida que usarás muy pronto

Qué es el Yottabyte, la unidad de medida que usarás muy pronto

Con la aparición del Internet de las Cosas, todo el Big Data que conocemos se quedará corto y nos adentraremos en un nuevo paradigma: el ‘Huge Data’. Ese nuevo mundo requerirá una nueva medida para el almacenamiento de datos digitales: el Yottabyte.

Estamos en la era de los grandes volúmenes de información, en un momento en el que el Big Data lo inunda todo. No hay duda de este extremo, pero lo que ya algunos comienzan a aventurar es que este concepto se puede quedar corto a tenor de la gran explosión de datos que vivimos en estos momentos.

Y es ahí cuando surge el paradigma mismo de Huge Data, o en español, ‘datos gigantescos’.

Las razones para este cambio terminológico no son baladíes. Hasta ahora hemos integrado información estructurada y no estructurada de fuentes como bases de datos de negocio, redes sociales, textos o imágenes. Pero en el Huge Data hay un ingrediente adicional que lo cambiará todo: el Internet de las Cosas.

Será este auge de dispositivos conectados, desde un electrodoméstico hasta el último sensor de una maquinaria industrial, desde nuestras carreteras hasta nuestro propio corazón, el que traerá consigo la multiplicación exponencial de la cantidad de datos que deben ser procesados en cada segundo.

Por si fuera poco, estos datos serán transmitidos en tiempo real desde localizaciones muy diversas (y no de manera centralizada como ocurría hasta ahora en los centros de datos o con los despliegues cloud). Con ello, las redes de comunicaciones también han de ser mucho más flexibles, con un ancho de banda mayor y una latencia mínima (¿han oído hablar del 5G?).

Así influye el Big Data en tu día a día

Para muestra, un botón: desde que surgieran los primeros navegadores de Internet en 1993, el tráfico de Internet ha crecido en un factor de 10 millones. Pero desde la introducción del iPhone en 2007, el tráfico de datos móviles ha crecido en un factor de 1.000. Ahí es nada.

Según Cisco, durante este mimo año se espera que el tráfico mensual de Internet aumente en aproximadamente 24.000 petabytes, de los que 8.000 petabytes corresponderán a información digital en movilidad.

Por todo ello, las unidades de medida habituales a la hora de medir el peso de esta información se nos está quedando algo cortas.

A buen seguro que nuestros lectores están más que familiarizados con términos como ‘megabyte’ o ‘gigabyte’. Incluso es probable que hayan comenzado a abrazar el concepto de ‘terabyte’. Y tan sólo Google procesa a diario en torno a 30 petabytes de información. Pero en un contexto con semejante volumen de datos creados a todas horas, el siguiente escalón se hace imprescindible.

Y éste se llama ‘yottabyte’. Aunque esta unidad fue adoptada en el año 1991 no es hasta ahora cuando la estamos empezando a ver en acción, saltando otros escalones intermedios entre el petaybyte y el Yottabyte como los Exabytes o los Zettabytes.

Un Yottabyte es el equivalente a 1024 Zettabytes, que a su vez es el equivalente a 1024 Exabytes, que a su vez congrega 1014 Petabytes. En espacio, crear un sistema de almacenamiento a esta escala requeriría alrededor de un millón de centros de datos actuales, algo impensable en la actualidad pero más que probable en un futuro inmediato.

Para que se hagan una idea, se calcula que el peso de todos los datos digitales transmitidos en Internet en el año 2018 rondó los 10 Zettabyte. Por tanto, haría falta multiplicar por 100 la cantidad de información manejada en todo el mundo para poder llegar a un solo Yottabyte.

Internet de las Cosas: 5 predicciones sobre su futuro

Esta es la era que asoma en el horizonte, la escala que los fabricantes de centros de datos, operadores de telecomunicaciones y proveedores de servicios digitales están comenzando a adoptar como nuevo estándar. Y es que, ¿cuántos datos creen ustedes que podremos estar produciendo y manejando a diario dentro de apenas unas décadas?

De hecho, Intel estima que el próximo año mismo cada uno de nosotros producirá cada día más de 1,5 Gb de datos… ¡con tan sólo existir! Eso equivale a 1,5 millones de mensajes de WhatsApp (sólo texto), 750 imágenes (con un peso de 2 Mb cada una), toda la jornada escuchando música en calidad estándar sin parar o entre tres y cinco horas de vídeos reproducidos en YouTube.

Si fijamos las miras en el Huge Data producido por el coche autónomo, hablamos de más de 4.000 Gb de datos al día que podrían producirse sobre las cuatro ruedas. Pero los aviones conectados no se quedan atrás: hasta 40.000 Gb de datos al día manejarán estos colosos de los cielos, uniendo tanto datos de la propia navegación aérea como de los servicios de entretenimiento y conectividad a bordo.

*Artículo original publicado en Business Insider

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.