Motor Tecnología

¿Puede el Adblue romper el motor diésel de tu coche?

¿Puede el Adblue romper el motor diésel de tu coche?

El tiempo parece decir que es una tecnología más fiable de lo que se pensaba en un principio, pero ¿puede el Adblue romper el motor diésel de tu coche? Lo analizamos.

Adblue: ¿por qué se puede romper un motor diésel? Este sistema para reducir emisiones y cumplir normativas se ha generalizado y no falla demasiado…

…aunque es un ‘invento’ relativamente reciente y, por tanto, es ahora cuando empezamos a ver cuáles son los problemas que puede tener este añadido mecánico en muchos coches.

Antes de nada, conviene recordar qué es el Adblue: básicamente se trata de una sustancia que se añade al diésel con el fin de reducir las emisiones contaminantes que produce este tipo de motor térmico.

Como comprenderás, esta es una de las muchas razones por las que siempre te contamos cómo la evolución tecnológica de los últimos años hacen tan necesario diferenciar muy bien entre un diésel antiguo y un diésel de última generación -todos, desde la Administración hasta los clientes-.

Así que si tu coche tiene Adblue, en realidad habrá que hablar de dos elementos diferenciados:

  • El producto en sí mismo: es un aditivo corrosivo que contiene e urea. Suele durar un año, aproximadamente. Dadas estas características, debes manipularlo con cuidado y prestar mucha atención en caso de tener que almacenarlo por tu cuenta, para evitar su deterioro por caducidad, altas temperaturas o congelación.
  • El sistema que lo inyecta: consta de un pequeño depósito de algo más de 17 litros que va cerca del tanque de combustible y con su propia boca de llenado. Además, esta tecnología suele llevar un conducto específico, una especie de inyector y una bomba que lo impulsa, además de algún tipo de dosificador que suministre automáticamente la cantidad adecuada para la mezcla.

Más sofisticado

Y con el Adblue, ¿por qué se puede romper un motor diésel? Este sistema para reducir emisiones y cumplir normativas se ha generalizado y no falla especialmente, pero si aplicamos la irrefutable máxima de que ‘cuantos más componentes tiene una máquina, más puede fallar’, pues será fácil adivinar que el sistema Adblue supone una complejidad mayor que en algo aumenta las probabilidades de avería o, por lo menos, el tiempo de mano de obra en una revisión rutinaria.

Así, además de que pueda fallar en algún momento cualquiera de los elementos del sistema que hemos mencionado, a lo que en realidad hay que temer es a apurar el depósito de Adblue.

Cuánto dura de verdad el Adblue en cada modelo de coche diésel

¡Todos tranquilos, (en principio)!: lo más habitual es que el coche nos avise con tiempo suficiente y con una estimación de la autonomía que aún podríamos recorrer. Pero es cierto que si por el motivo que sea el aditivo se agota antes de lo previsto, es cuando el motor podría sufrir daños tras entrar en modo fallo motor e incluso pararse.

En ese momento, lo suyo es repostar Adblue y resetear el sistema (echa un vistazo al vídeo que hay sobre estas líneas). Pero puede que debas acudir al taller para que un profesional lo haga si no bastara con hacerlo por tu cuenta y dejar el coche arrancado unos minutos al ralentí o si alguno de los elementos del sistema se hubiera resentido ante la ausencia de aditivo.

La buena noticia es que, como apuntábamos al principio, con un producto adecuado y recargas periódicas según lo estipulado por el fabricante, lo normal es que no haya que preocuparse mucho menos del AdBlue y de que se pueda romper tu motor diésel que de otros sistemas asociados a este tipo de mecánicas y que sí han dado problemas, como el filtro partículas, la EGR o incluso los inyectores.

*Artículo original publicado por Rodrigo Fersainz en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.