Motor Tecnología

Este pueblo catalán ha reducido los robos de coches a la mitad con videovigilancia

Este pueblo catalán ha reducido los robos de coches a la mitad con videovigilancia

Los datos apuntan que en España roban un vehículo cada cuatro minutos. Así es cómo la localidad catalana de Platja d’Aro ha logrado reducirlos a la mitad con un cuidado sistema de videovigilancia.

La localidad gerundense de Platja d’Aro es una de las localidades más avanzadas de España en lo que a seguridad ciudadana se refiere. Lo es porque cuenta con una compleja red de cámaras equipadas con reconocimiento de matrículas y gestión de alertas.

La gran novedad de este sistema de videovigilancia es que registra matrículas y cuando detecta alguna que considerada de interés policial, como las que corresponden a vehículos robados, envía una alerta en tiempo real a las fuerzas de seguridad.

Los delitos han descendido casi un 50%

Cuando anunció su nuevo plan de lucha contra la criminalidad, el Ayuntamiento de Platja d’Aro explicó que las cámaras se iban a instalar entre las vías de acceso y salida de las siete urbanizaciones del término municipal y en el centro del pueblo. El despliegue daría prioridad a los accesos de las urbanizaciones, donde, según fuentes policiales, se dan con más frecuencia robos.

A día de hoy, Platja d’Aro cuenta con 66 cámaras de las que 36 están equipadas con este novedoso sistema que capta las matrículas de coches robados.

Qué métodos usan los delincuentes para robar un coche y cómo puedes evitarlo

La Policía de Sabadell cuenta con una lista negra de matrículas a las que está haciendo seguimiento. En el momento en que una de estas cámaras detecta una de estas placas, el dispositivo activa una alarma. “Además, las cámaras nos permitirán hacer un seguimiento electrónico en el momento en que se produzca una llamada de emergencia. A partir de ese momento, dirigiremos las cámaras con sus potentes zooms a puntos de interés que aportarán información como en qué tipo de vehículo huyen los autores de un asalto”, explica uno de los impulsores del proyecto de Platja d’Aro.

El sistema de cámaras de videovigilancia lleva cinco años funcionando, desde entonces, el número de crímenes ha descendido un 50%.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider