Tecnología

Por qué los búhos tienen el secreto para desarrollar mejores aviones

buho

El estudio de las aves, en un primer momento, nos ayudó a crear los primeros aviones. Un reciente descubrimiento puede ser la clave para los aviones y naves del futuro, y todo por observar el vuelo y los vórtices generados por dos aves en concreto.

Volar ha sido algo que desde siempre ha llamado la atención del ser humano. Se trata de un método de transporte que era propiedad de casi todas las aves, algunos mamíferos e insectos, pero que convertimos en algo “nuestro” gracias al desarrollo de la aeronáutica.

A medida que nuestro conocimiento sobre la física y la aerodinámica de las aves aumentó, también mejoró la eficiencia de nuestros aviones, y ahora se ha descubierto que el Cárabo Común y el Azor Común generan dos vórtices que pueden ser la clave para crear aviones más eficientes.

En el vídeo que tenéis sobre estas líneas, de la revista Nature, podemos ver estas especies volando a través de cortinas de partículas.

Es algo muy simple que, con la observación y con un software 3D para recrear el movimiento de las alas y el movimiento de las partículas, nos da pistas para crear mejores aeronaves.

El truco está en que los aviones, así como las aves, generan vórtices de aire cuando planean. Sin embargo, estas dos especies generan otros dos pequeños vórtices complementarios, algo que no esperaban los investigadores y que, como comentan desde el Real Colegio Veterinatio de Londres, puede jugar un papel muy importante en el desarrollo de la aeronáutica del futuro.

Es algo interesante porque estos años se había dejado de lado el estudio de las aves y su dinámica de vuelo al considerar que ya conocíamos todos los conceptos, el proceso y la física, pero el nuevo descubrimiento nos ha mostrado que no, que aún hay espacio para seguir mejorando nuestros medios de transporte.

De hecho, crear aviones más eficientes es una de las obsesiones de empresas y organismos, como la NASA. La agencia espacial estadounidense lleva años coqueteando con los aviones del futuro gracias a diseños más aerodinámicos y elementos como las alas abatibles.

Puede que la respuesta la tuviera un “simple” búho y la manera en la que sus alas y cola generan vórtices de aire para planear de forma más eficiente. Solo queda ver cómo se puede aprovechar este conocimiento para hacer más aerodinámica, aún, la cola de los aviones.

*Artículo original publicado en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com