Tecnología

Por qué han prohibido el Dash Button de Amazon en Alemania

El conveniente invento de Amazon para pedir productos con un solo click ya no está permitido en Alemania. Te explicamos el motivo por el que los tribunales alemanes han prohibido el Dash Button, una decisión que, según Amazon, pone trabas a la innovación.

Recientemente los tribunales alemanes dictaron que el Dash Button de Amazon será ilegal en todo el país.

Pasa aquellos que no sepan qué es el Dash Button de Amazon se trata de un pequeño dispositivo que integra únicamente un botón y el nombre de un producto determinado. Al pulsarlo, automáticamente se hace el pedido del producto en cuestión. Funciona solamente para clientes de Amazon Prime.

Pero ¿qué problema tenía la jurisdicción alemana con este invento? Según informaron desde Reuters, consideraron que el Dash Button violaba la ley del consumidor alemana  ya que el cliente no sabe cuánto están pagando por el producto cuando realizan el pedido, ya que en el dispositivo tan solo aparece el logo de la marca, no el precio.

Los 11 productos más extraños que puedes comprar en Amazon

Siempre estamos abiertos a la innovación. Pero si la innovación implica que el consumidor está en desventaja y que es difícil hacer comparativas de precios entonces luchamos contra ello“, declaró Wolfgang Schuldzinski, el director de protección al consumidor en Alemania.

No obstante, el veredicto de Amazon es que Alemania no está tan abierta a la innovación como alegan estar. “La sentencia de hoy no solo es hostil hacia la innovación. También impide que los consumidores puedan tomar una decisión informada sobre si un servicio como el Dash button les da una experiencia de compra conveniente“, explicó un portavoz a Reuters.

Alemania es el segundo mayor mercado de Amazon. Habrá que esperar para ver si otros países también se interponen en el camino del gigante del ecommerce.

Te recomendamos

Sobre el autor

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.