Motor Tecnología

Por qué diremos adiós para siempre a los triángulos de emergencia

Por qué diremos adiós para siempre a los triángulos de emergencia

La DGT tiene planes para sustituir los habituales triángulos de emergencia por sistemas luminosos, tal y como se contempla en el borrador del Reglamento de Auxilio en Carretera, todavía pendiente de ser aprobado.

De momento es una medida a aprobar, pero tiene muchas papeletas de salir adelante. De ser así, la DGT obligará a sustituir los triángulos de emergencia por sistemas luminosos.

Los 7 extras de un coche en los que no deberías gastarte dinero

La medida está recogida en el borrador del Reglamento de Auxilio en Carretera que, en estos momentos, se encuentra en vías de aprobación. Contempla mejoras para aumentar la seguridad de los conductores que se ven obligados a apearse del vehículo en una vía bien por accidente o bien por avería.

Adiós a los triángulos de emergencia

Los triángulos de emergencia son los encargados de señalizar que un coche se ha detenido en la calzada, ya sea por accidente o avería. Su colocación es imprescindible siempre que las circunstancias obliguen a detener el coche por emergencia ya que sólo así el resto de usuarios de la vía quedarán avisados de la presencia del vehículo con suficiente antelación para ejecutar las maniobras pertinentes.

Lo que dice la Ley es que estos elementos se deben colocar de la siguiente forma:

  • en carreteras de doble sentido, hay que colocar dos triángulos, uno por delante y otro por detrás. Además, deben quedar al menos a 50 metros de distancia y de forma que sean visibles a 100 metros, como mínimo
  • en autopistas y autovías solo es necesario un triángulo (los coches solo te verán en una dirección) que debe colocarse también a 50 metros por detrás del coche averiado o siniestrado

Sistemas luminosos para reducir atropellos

El problema, tal y como explica la DGT, es que en el momento en que el conductor se baja coger los triángulos del maletero y colocarlos a la distancia indicada es especialmente vulnerable. Ana Blanco, subdirectora adjunta de circulación de la DGT, asegura que en 2018 “más de 20 personas fallecieron en autopistas y autovías como consecuencia de este tipo de atropellos”.

El nuevo sistema que quiere imponer Tráfico se instalaría en el techo del coche sin necesidad de apearse de él. Se trata de un sistema de luces automáticas (similares a los que colocan los vehículos camuflados de las fuerzas y cuerpos de seguridad) que cuesta unos 30 euros.

Los planes son imponer obligatoriedad de uso del nuevo sistema de luces de emergencia a partir de 2025, aunque su uso está permitido de manera opcional y compartida con los triángulos desde 2017.

*Artículo original publicado por Noelia López en Topgear.com

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.