Expertos del sector confirman el temor de muchos conductores. Los precios de los carburantes vuelven a subir, hasta el punto de que llenar el depósito en Semana Santa puede ser hasta cinco euros más caro. Eso de media, porque si tu coche funciona con gasolina, el sablazo será mayor.

Se acerca uno de los períodos con más desplazamientos por carretera del año y los carteles de las gasolineras marcan precios no vistos desde el pasado mes de noviembre. Hoy, el precio de la gasolina supera los 1,29 euros por litro, pero desde el sector de hidrocarburos consultadas por el Confidencial Digital dicen que esto no ha hecho más que empezar y prevén que en Semana Santa llegará 1,40 euros/litro.

Si se cumplen los pronósticos, llenar un depósito de 55 litros la próxima semana costará unos 71 euros para quienes repostan gasolina, mientras que para los usuarios de diésel la media ascenderá 67,54 euros. Comparados estos precios con los que se registraron en Navidad, supone una subida media de 6,10 euros para la gasolina y 5,40 euros para el diésel.

El por qué de la subida de precios de los carburantes

El precio de la gasolina y el gasóleo comenzó a subir de manera imparable a principios de año.

Hace unas semanas explicamos que la causa de esta escalada de precios se llamaba ‘Tipo Especial Único’, un nuevo impuesto que grava el consumo de hidrocarburos y que se aplica desde el 1 de enero de 2019.

El ‘Tipo Especial Único’ es un impuesto que surge de de la fusión de dos tramos del antiguo Impuesto de Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH): por un lado, el tramo autonómico, que oscilaba entre cero y 4,8 céntimos por litro y que establecía cada comunidad autónoma; por otro, el tramo estatal, igual para todas las comunidades y fijado en 2,4 céntimos por litro.

La consecuencia es que, desde que empezó 2019 hay comunidades autónomas en las que el combustible cuesta hasta 10 céntimos más por litro, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

¿Qué pasa cuando echas azúcar al depósito de combustible del coche?

Al ‘Tipo Especial Único’ se une otra circunstancia que hará que pasar por la gasolinera sea mucho más caro en Semana Santa: la subida del precio del petróleo.

El barril de Brent (referencia para el precio de los carburantes) alcanzó este lunes los 70 dólares, un valor al que no se llegaba desde marzo de 2018. Se espera que en los próximos días, esté todavía más alto y llegue a los 71 dólares.

Y todo esto quién lo paga: literalmente, los conductores, que para llegar a su destino de descanso en Semana Santa tendrán que afrontar un gasto extra en carburante.

*Artículo original publicado por Noelia López en Autobild.es