Tecnología

Ofrecen 100.000 dólares a cambio de vivir un año sin móvil

Ofrecen 100.000 dólares a cambio de vivir un año sin móvil

En tiempos de WhatsApp, hiperconectividad y nomofobia la tarea de encomendarse a abandonar el smartphone durante un período prolongado de tiempo no pinta nada fácil. Ahora, una empresa ofrece 100.000 dólares de recompensa por estar un año sin móvil.

La era digital ha acarreado la aparición de nuevos vocablos en relación con la dependencia que suscitan las nuevas tecnologías. Algunos ejemplos son el phubbing – deseo irrefrenable de ver las últimas notificaciones en el móvil- o la nomofobia -miedo irracional a estar smartphone y que genera una dependencia enfermiza de este gadget. También han aparecido nuevos trastornos y existen patologías con nombre propio: sin ir más lejos, Internet Addiction Disorder (IAD) es un vocablo que alude al uso abusivo de la red perpetrado mediante varios dispositivos.

Ahora, una compañía estadounidense de bebidas vitamínicas llamada Vitaminwater ha lanzado un concurso con el propósito de encontrar a un voluntario que se atreva a renunciar a su móvil durante un año completo. La recompensa no es moco de pavo: 100.000 dólares son el jugoso botín por desconectarse del gadget predilecto entre los segmentos de todas las edades.

5 maneras de abordar tu adicción a la tecnología

Para participar en el concurso es preciso realizar una publicación en Twitter o Instagram con los hashtags #nophoneforayear y #contest describiendo lo que harías si no pudieses divertirte mediante la consulta de tu smarphone durante un año. El límite de plazo para formar parte de la convocatoria es el próximo 8 de enero de 2019 mientras que solamente se admitirán ciudadanos norteamericanos. El voluntario participante será anunciado la semana del 22 de enero, no pudiendo a partir de entonces emplear ningún dispositivo inteligente o tableta, aunque sí ordenador o PC de escritorio, así como asistentes virtuales de voz.

Para no estar totalmente desconectado, el usuario voluntario de este experimento podrá contar con un móvil de los años 90 para poder recibir llamadas y SMS. Si aguante seis meses el premio será de 10.000 dólares, mientras que si supera la experiencia completa podrá hacerse con los 100.000 dólares de premio. Algunos posibles voluntarios ya han escrito en Twitter que aprovecharían el abandono temporal del smartphone para inscribirse a yoga, pasar tiempo con amigos y familia, ir de compras, hacer más deporte o cultivar la vocación por la lectura.

La directora de Vitaminwater, Natalia Suárez, explica en declaraciones a CNBC Make It que “no creemos que haya nada más aburrido que estar mirando el móvil despreocupadamente, y esta es una oportunidad para hacer contra la rutina y darle a alguien 100.000 dólares para hacer algo excepcionalmente asombroso con su tiempo”. Especialmente, si el candidato seleccionado es un joven millennial -dada la elevada penetración de móviles en este segmento de la población-, habrá que estar atentos al resultado del proceso. 

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.