Motor

Este sistema puede ser la clave para garantizar la seguridad de los coches autónomos

coche autonomo

Los coches autónomos pueden hacer que la cifra de fallecidos en carretera descienda, pero los peatones siguen sin tener seguridad frente a ellos; este sistema puede ser clave para ello.

Los coches autónomos pueden suponer un gran descenso de las muertes en las carreteras por accidente de coche. Pero todavía hay cosas que mejorar en estos vehículos, por eso es posible que se haya desarrollado una herramienta clave para garantizar la seguridad de los coches autónomos.

Los accidentes viales continúan siendo una de las mayores causas de muerte en el mundo, y las distracciones al volante tienen mucho que ver en ello. Por eso los coches autónomos se presentan como mucho más seguros para los conductores, pero los peatones siguen siendo muy vulnerables, y el único accidente mortal con un coche autónomo lo demostró, ya que la víctima fue un peatón.

Por eso es muy importante que la comunicación que se da entre el conductor y el peatón se dé de igual forma con los coches autónomos y las personas que caminan por la calle. Cuando un conductor nos ha visto, a veces nos indica que crucemos el paso de cebra sin miedo, o nos avisa con las largas o con los intermitentes para darnos información sobre el movimiento que va a realizar posteriormente, según informa El Español.

Así, establecer esa comunicación con los coches autónomos tiene que ser indispensable, y Jaguar Land Rover cree que ha encontrado la solución: un sistema de proyecciones que indica a los peatones lo que va a realizar el coche autónomo posteriormente.

Es decir, este sistema se compone de unas luces que se sitúan en la parte delantera del coche, que son una serie de líneas que pueden variar el espacio entre ellas. Y es con esto con lo que se puede comunicar el coche autónomo con los peatones.

Volkswagen quiere sentar los estándares del futuro coche autónomo

Las luces puedes agrandar o reducir su espacio entre ellas; si va a acelerar, el espacio entre ellas aumenta; si el coche va a frenar el espacio entre las líneas se reduce. Así podemos saber a simple vista qué acción está llevando a cabo el coche en ese momento.

Las líneas también indican un cambio en la dirección, y sirven de intermitentes. El sistema ya se está probando en cápsulas autónomas de Jaguar Land Rover, que sirven como prototipos del coche autónomo que circulará en un futuro por las calles.

Este sistema podría por tanto ser la clave para garantizar la seguridad de los coches autónomos y de los peatones en las calles, mejorando la comunicación entre los vehículos y las personas que van por la calle.

Imagen | Jaguar Land Rover

Te recomendamos

Sobre el autor

Alicia Ruiz Fernández