Motor

En 2023 habrá 62 millones de coches conectados en nuestras carreteras

Los coches con conexión ‘vehículo a vehículo’ (V2V) despegarán al ritmo del despliegue del 5G, ayudando a prevenir más de 9.300 muertes al año solo en Estados Unidos, lo que representa uno de cada cuatro fallecidos en la carretera.

Cada vez es más frecuente ver coches conectados en nuestras carreteras, capaces de ofrecer experiencias inteligentes mediante tecnologías telemáticas. Tanto que, de acuerdo a un nuevo estudio de Juniper Research, habrá más de 62 millones de automóviles con conexiones V2V (vehículo a vehículo) dentro de apenas un lustro, lo que supone un aumento anual promedio del 173% desde los actuales 1,1 millones existentes en la actualidad.

Estas comunicaciones V2V despegarán notablemente a raíz que se consoliden las redes 5G, debido a su baja latencia y alto rango, lo que permitirá comunicar unos coches con otros para mejorar la seguridad en las vías. No en vano, estos mismos analistas prevén que los coches conectados podrán prevenir más de 9.300 muertes al año solo en Estados Unidos, lo que representa una de cada cuatro muertes a bordo de vehículos motorizados.

El coche conectado, ¿el gran sensor del Internet de las Cosas?

Estados Unidos será, de hecho, el país donde Juniper Research espera un despliegue más inmediato de los coches conectados. El informe incluso se atreve a afirmar que más del 60% de los vehículos nuevos vendidos en los EEUU serán compatibles con V2V para 2023.

“Los beneficios de seguridad de V2V son claros, sin embargo, ninguna tecnología tradicional puede proporcionar las condiciones de red necesarias en todas las carreteras. 5G será la tecnología clave de facilitación de estas características de seguridad automotriz, sin embargo, las largas tasas de actualización de vehículos, generalmente entre 8 y 12 años, dificultarán la adopción masiva”, reza el documento.

La investigación también predijo que los OEM del sector del motor explorarán nuevas estrategias para generar ingresos más allá de la venta del propio vehículo, incluidas las suscripciones de contenido dentro del coche. En ese sentido, los ingresos por aplicaciones directamente integradas en los automóviles superarán los 2.200 millones para 2023. 

Te recomendamos

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.