Tecnología

Una madre surcoreana se reúne con su hija fallecida gracias a la realidad virtual

Una madre surcoreana se reúne con su hija fallecida gracias a la realidad virtual

Tres años después de la muerte de su hija por una enfermedad incurable, una madre surcoreana se reunió con ella de nuevo de forma digital en un mundo creado por realidad virtual. La historia ha sido contada mediante un documental en YouTube.

¿Reunirte con tus muertos gracias a la realidad virtual? En Asia han hecho realidad esta idea un tanto distópica y blackmirroriana pero que podría constituir un recurso para algunas personas a la hora de afrontar el duelo de un ser querido. Jang Ji-sung, una madre de Corea del Sur, se ha reencontrado con su hija Nayeon en el mundo virtual tres años después de su fallecimiento. 

Evoca, la alianza de musicoterapia y realidad virtual para enfermos de Alzheimer

El pasado jueves la Corporación de Radiodifusión Munhwa compartió un clip del documental especial, titulado “Te conocí”, en su página de YouTube, con el metraje entre el “mundo real” y el virtual. Gracias a guantes táctiles y unos auriculares VR, esta mujer habla con su hija, le da la mano e incluso celebra con ella una fiesta de cumpleaños completa con un pastel encendido.

Extremadamente emocional, la madre calificó la reunión de “verdadero paraíso” y reconoció haber “cumplido un sueño” al diario Aju Business Daily, desde el que explican que el equipo de producción pasó ocho meses inmerso en en el proyecto. Diseñaron el parque virtual que la madre y su hija habían visitado en el mundo real, y usaron tecnología de captura de movimiento para grabar los movimientos de un niño actor que luego podrían usar como modelo para la Nayeon virtual.

Varias startups están preparando el terreno para un futuro poblado de androides diseñados para imitar a seres queridos muertos, a´si como para recrear versiones virtuales de personas fallecidas con las que poder interactuar, compilando datos sobre personas vivas y muertas para la creación de avatares digitales lo más similares posible a sus equivalentes de carne y hueso. Este tipo de alternativas se rodean de una gran controversia y plantean profundos dilemas éticos. 

“Como sabes que la persona se fue, aceptas el equivalente virtual de lo que es: un vestigio reconfortante”, dijo el neurocientífico de Princeton Michael Graziano a Dell Technologies en diciembre. “No hay nada malo o poco ético al respecto”. Otros sin embargo alertan de los peligros de volverse adicto a la interacción con una versión convincente de un difunto, así como la necesidad de una evaluación psicológica previa para acceder a este tipo de alternativas.

Imagen | MBC

Fuente | Aju Business Daily

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.