El avance del AVE se ha visto ralentizado por muchos motivos, desde los económicos a los políticos y percances que se han ido encontrando durante las obras en distintos terrenos, pero Renfe no ha dudado en su empeño a pesar de la dudosa rentabilidad de algunas líneas o la polémica existente al eliminar otros modelos de trenes más económicos para los pasajeros.

En todo caso, se espera que durante 2020 se extiendan casi un 10% los kilómetros de alta velocidad, unos 300 kilómetros.

Una de las conexiones más esperadas es la del AVE del corredor del Mediterráneo que aumentará en casi 70 kilómetros y llegará hasta la frontera con Francia. Poco a poco, todo este recorrido irá continuando su expansión hacia el sur.

El truco para viajar un 60% más barato en tren que pocos conocen

El AVE a Galicia ha sido siempre una de las demandas de muchos gallegos que se han sentido poco conectados con el resto de la península y con la ampliación de más de 100 kilómetros se podrá llegar desde Madrid a Orense en 3 horas y media.

Se espera que este año también acabe la construcción del tramo del AVE a Burgos, del que quedan menos de 100 kilómetros. El objetivo es que pronto Burgos, Valladolid, León y Palencia estén conectados por esta vía.

Por último, se hará una conexión para AVE entre las estaciones de Madrid, entre Madrid Chamartín y Madrid Atocha, de unos 7 kilómetros. Algo que agradecerán muchos ciudadanos y que tal vez posibilite coger algunos de estos trenes en cualquiera de las dos estaciones.