Muchas aplicaciones como Google Maps ya nos avisan sobre la ubicación de radares en los tramos de las carreteras de forma bastante exacta gracias al esfuerzo ciudadano. Muchos utilizan esta “ventaja” de manera irresponsable, contra esto, la DGT anunció que esta medida es ilegal. Pero hay algunos radares que se escapan a estas aplicaciones

¿Te has cruzado con un dron en el camino? Puede ser un radar y como tal, puede multarte si sobrepasas la velocidad del tramo. En España hay hasta 9 tipos de radares diferentes que controlan las carreteras, si vas a desplazarte estas Navidades te gustará conocer los tipos de radares que puedes cruzarte en tu paso.

Ya casi es navidad y con ello empieza la época de múltiples desplazamientos. La DGT y la Guardia Civil se encargarán de cuidar la carretera y esto conlleva vigilar la velocidad de seguridad impuesta en cada tramo. Muchos radares están situados en un punto fijo de la carretera siempre en el mismo lugar, otros se desplazan, otros te controlan por el aire… La DGT avisa de la presencia de los radares en los pórticos de información, otros los descubres con aplicaciones de navegación, pero hay algunos que no puedes controlarlos… Estos son todos los radares que existen:

1) Radares fijos

Se encuentran siempre en el mismo lugar, en un punto fijo de la carretera. La DGT informa a los conductores de su presencia con un cartel informativo. Se encuentran sobre carteles de información o en una cabina en un lado de la carretera (a la derecha según el sentido de la marcha).

Normalmente la DGT los coloca con un criterio: en los puntos negros (tramos donde ha habido más de tres accidentes mortales en un mismo año), tramos de concentración de accidentes o lugares muy transitados. Captan la parte trasera del vehículo cuando sobrepasan el radar.

2) Radares móviles

Estos radares no se encuentran en el mismo lugar… La Guardia Civil se encarga de decidir su ubicación por eso son difíciles de localizar, aunque en algunas aplicaciones de movilidad otros conductores avisan de su presencia. Hace unas semanas la Guardia Civil ha aclarado la verdadera velocidad a la que multan estos radares.

Puedes cruzarte con ellos de dos maneras: en un coche camuflado de la Guardia Civil (detenido en el arcén o en marcha) o en un trípode junto a la vía.

3) Radar de tramo

A diferencia de los anteriores, no controlan tu velocidad en un punto exacto controlan el ritmo en un tramo de cierta distancia. Un dispositivo toma la matrícula en la entrada del tramo y otro toma esta velocidad en la salida y se calcula el promedio de velocidad de esos kilómetros. Si sobrepasa la velocidad permitida en la media, será multado. No son los más habituales.

4) Radar en cascada

El trabajo en equipo de radares fijos y radares móviles tiene como resultado el radar en cascada. En ocasiones cuando un conductor circula con exceso de velocidad y conoce la presencia de un radar (por cartel en la carretera o aplicaciones), frena para pasar por el radar fijo  la velocidad permitida, e inmediatamente después vuelve a colocar el pie en el acelerador.

Los radares en cascada pretenden evitar esta conducta: ubican un radar móvil unos metros después de un radar fijo y si aumentan su velocidad cuando sobrepasan el radar que conocen, son multados.

5) Radar en semáforo

Los radares en los semáforos tienen que ver con la velocidad, pero te multan por saltarte un semáforo en rojo. Un dispositivo mide la velocidad a la que circulas, si es superior a la permita en el entorno urbano, el semáforo se pone rojo. Si te lo saltas te multa y suele ser una multa cara. Están anunciados unos metros antes (normalmente en la entrada a una ciudad o pueblo) y te indican la velocidad a la que debes circular para evitar que el semáforo se ponga rojo.

6) Radar Velolaser

Los conocidos como radares indetectables de la DGT. Utilizan tecnología láser, son inalámbricos, portátiles y de pequeño tamaño. Actúan tanto de día como de noche. Equipados con la última tecnología, son capaces de vigilar dos carriles al mismo tiempo en ambos sentidos. Te multan si sobrepasas la velocidad permitida.

7) Radar dron

Los drones de la DGT buscan controlar la carretera desde el aire: no sancionan la velocidad a la que circulas sino otro tipo de sanciones. Gracias a su cámara podrá grabar el interior de los vehículos y detectar el uso de teléfonos móviles o el no uso del cinturón de seguridad. No son fijos, pueden seguir un coche durante metros.

8) Radar helicóptero Pegasus

Son 10 los helicópteros de la DGT que vigilan las carreteras desde el aire y sancionan a los conductores que: sobrepasan el límite de velocidad, utilizan el teléfonos, no llevan el cinturón etc. Gracias a su cámara potente que graba y capta el interior del vehículo.

9) Radar Mesta Fusión

Estos radares son muy completos y pueden conocer todo tu comportamiento en la carretera, desde la velocidad hasta otras sanciones como el control de la distancia de seguridad, velocidad máxima, respeto de semáforos, leen las matrículas, uso de intermitente… Se encuentran en unas torres de unos cuatro metros de altura y poseen radares y cámaras de alta definición que envían datos a tiempo real.