Tecnología

Los 8 lenguajes de programación más bizarros que existen

Los 11 lenguajes de programación más bizarros que existen

Lejos del universo conocido de Java, Python o Javascript, también existen códigos extraños, poco usados o directamente surrealistas. Te contamos cuáles son los lenguajes de programación más raros del mundo.

Hay lenguajes de programación de todos los gustos y colores, aunque algunos son más idóneos para encontrar trabajo que otros. En muchas ocasiones los programadores dedicen experimentar y explotar los límites con el código, creando lenguajes bizarros que parodian los textos, sirven para divertirse o desatar la creatividad de los ingenieros de software.

Los 3 lenguajes de programación más odiados de la actualidad

En esta lista recopilamos algunos de los lenguajes de programación más raros que hay en el mundo. Los hay desde uno que únicamente contiene la palabra pollo a otros inspirados en los espacios en blanco u otro creado para enseñar a programar a personas enamoradas de la cocina. ¡Vamos allá!

Whitespace, el favorito de los espías

whitespace

En 2002, Edwin Brady y Chris Morris se propusieron crear un lenguaje basado solo en caracteres no imprimibles, viendo la luz su lenguaje de programación Whitespace el 1 de abril de 2003. Este lenguaje esotérico solamente usa espacios en blanco, tabuladores y líneas nuevas en su código, prácticamente invisible y el sueño de cualquier espía.

Sus instrucciones se expresan como una combinación de espacios en blanco y golpes de tabulador, por lo que para descifrar el código se precisa tener algún editor de textos que resalte con colores dichos elementos.

Chef, programas sabrosos hechos receta

chef

Ejemplo de Hello World

David Morgan-Mar es la mente creadora tras este divertido lenguaje de programación que apasionará a los adeptos a los programas gastronómicos en la tv o aquellos que hacen sus pinitos entre fogones. Se trata de código esconcido en recetas de cocina: un programa-receta debe estar formado por un título, unas variables con sus correspondientes valores que en este caso serían los ingredientes y una lista de manipulaciones o pasos a seguir.

Básicamente, debe funcionar como código, al mismo tiempo para ser delicioso y con posibilidad de ser comido. En la imagen puedes apreciar el pastel “Hello World” con salsa de chocolate.

Shakespeare, el lenguaje del que Hamlet estaría orgulloso

shakespeare

Basado en los escritos del gran dramaturgo, cada programa contiene un título famoso, actos, escenas y personajes propios de los textos de Shakespeare. para conseguir un brillante código fuente.

En este lenguaje de programación las variables son nombradas por los nombres de los héroes de los textos de Shakespeare, interactúan entre sí (actos de entrada-salida) en actos y escenas, hacen preguntas urgentes y abandonan el escenario periódicamente (las reglas de la obra permiten el trabajo simultáneo con solo dos personalidades de Shakespeare). ¡Toda una genialidad!

Como curiosidad también existe Malbolge, un lenguaje inspirado en La Divina Comedia de Dante y cuya complicada sintaxis se basa en técnicas criptográficas.

Brainfuck: ocho caracteres para divertirte

brainfuck

Así luce Brainfuck

Se trata de un lenguaje de programación muy famoso y popular, creado principalmente para el entretenimiento en 1993 por Urban Muller basándose en la máquina de Turing. También le sirvió de inspiración el compilador de 1024 bytes de tamaño del lenguaje FALSE.

Su principal peculiaridad es que consta únicamente solo 8 caracteres: “>”, “<“, “+”, “-“, “.”, “,”, “[“, “]”. Así se escribe hola mundo en brainfuck:

++++++++++[>+++++++>++++++++++>+++>+<<<<-]>++.>+.+++++++..+++.>++.<<+++++++++++++++.>.+++.——.——–.>+.>.

Estas son las instrucciones de Brainfuck:

  • >Incrementa el puntero.
  • <Decrementa el puntero.
  • +Incrementa el byte apuntado.
  • -Decrementa el byte apuntado.
  • .Escribe el byte apuntado en el flujo de salida.
  • ,Lee un byte del flujo de entrada y lo almacena en el byte apuntado.
  • [Avanza a la instrucción inmediatamente posterior al ] correspondiente si el byte actualmente apuntado es nulo (si es 0).
  • ]Retrocede a la instrucción inmediatamente posterior al [ correspondiente si el byte actualmente apuntado no es nulo (si es distinto de 0).

Ook!, si alguna vez te has sentido como un mono aporreando un teclado

ook

Si alguna vez te has sentido como un mono aporreando un teclado, Ook! te hará sentirte como en casa. De hecho, se trata de un lenguaje diseñado principalmente para los primates, en concreto el orangután. Tiene 3 palabras reservadas (Ook., Ook?, y Ook!); que pueden combinarse en ocho maneras diferentes para formar el repertorio de instrucciones del lenguaje.

El objetivo con su aparición fue acuñar un sencillo lenguaje de programación capaz de ser escrito y leído por los orangutanes.

Chicken, la extraña oda al pollo de un programador sueco

chicken

El lenguaje consta de una palabra: chicken. Si atiendes a la página de códigos, no verás nada a excepción de dicha palabra escrita en toda la página. El idioma fue creado por el programador sueco Torbjörn Söderstedt. Su funcionamiento es similar al de Ook!. 

Cow, el código orientado a bovinos

hello world

La vaca es un lenguaje completo de Turing y amigable con las vacas: viene con 4 instrucciones adicionales, todas consistentes en variaciones de Moo – MoO mOO MoO – con MMM, OOO, oom y OOM como excepciones.

Velato, el lenguaje que enamorará a los pianistas

velato

Velato se trata de un lenguaje de programación, creado por Daniel Temkin en 2009, que utiliza archivos MIDI como código fuente: el patrón de notas determina los comandos.

Es ideal para brindar un desafío inusual a los programadores-músicos, que deben componer una pieza musical que, además de expresar sus objetivos musicalmente, llena las limitaciones necesarias para compilar un programa Velato en funcionamiento. Así, cada canción tiene un mensaje secreto.

Fuentes | Inoxof/Payara

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.