Las instituciones de la Unión Europea han llegado a un acuerdo provisional sobre el nuevo reglamento de Reglamento General de Seguridad Vial. Entre las medidas que recoge el documento se encuentra el uso obligatorio de limitadores de velocidad en todos los coches comercializados en territorio comunitario a partir de 2022.

De acuerdo con los datos que maneja la Comisión Europea (CE), el 90% de los accidentes de tráfico son provocados por errores humanos, y muchos de ellos se pueden prevenir mediante el uso de las nuevas tecnologías.

Con el objetivo de salvar vidas y reducir las muertes en las carreteras, en mayo de 2018 la CE propuso que los vehículos integren de manera obligatoria algunos sistemas tecnológicos de asistencia a la conducción, entre ellos el asistente de velocidad inteligente (ISA, por sus siglas en inglés), que cuenta con conexión GPS y sistemas de lectura de señales para reducir la velocidad de los vehículos si sobrepasan los límites establecidos o si no mantienen la distancia de seguridad, entre otros ejemplos.

El pasado martes, el Parlamento, el Consejo y la Comisión de la UE llegaron a un acuerdo provisional para respaldar esta propuesta de nuevo Reglamento General de Seguridad Vial. A continuación te dejamos la lista completa de los dispositivos de seguridad que podrían ser obligatorios en los vehículos que se comercialicen en la UE a partir de 2022:

  • Para turismos, furgonetas, camiones y autobuses: alcoholímetros, detección de somnolencia, prevención de distracciones, registrador de datos de accidentes (caja negra), señal de parada de emergencia, limitador de velocidad, marcha atrás segura con cámaras o sensores.
  • Para turismos y furgonetas: asistencia en caso de abandono de carril, frenado de emergencia avanzado, cinturones de seguridad mejorados mediante pruebas de colisión, ampliación de la zona de impacto de la cabeza para peatones y ciclistas con cristales de seguridad en caso de choque.
  • Para camiones y autobuses: requisitos específicos para mejorar la visión directa de los conductores de autobuses y camiones y eliminar los ángulos muertos, sistemas de control de la presión de los neumáticos, sistemas situados en la parte delantera y en el lateral del vehículo para detectar y advertir a los usuarios vulnerables de la vía pública.
Reglamento Seguridad Vial

Según los cálculos de la CE, estas medidas ayudarán a salvar más de 25.000 vidas y evitarán al menos 140.000 lesiones graves desde su aprobación hasta 2038, lo que permitirá que nos acerquemos al objetivo de cero víctimas mortales y heridos graves para 2050.

“Con la obligatoriedad de los nuevos dispositivos avanzados de seguridad podemos lograr el mismo resultado que cuando se introdujo por primera vez el cinturón de seguridad”, afirma la comisaria Elżbieta Bieńkowska, responsable de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes. “Muchos de los nuevos elementos ya existen, en particular en vehículos de alta gama. Ahora estamos aumentando el nivel de seguridad en todos los ámbitos y preparando el terreno para la movilidad conectada y automatizada del futuro”. 

El acuerdo provisional deberá ser aprobado formalmente por el Parlamento Europeo y el Consejo. En caso de que el nuevo Reglamento General de Seguridad Vial salga adelante, los dispositivos señalados, incluidos los limitadores de velocidad, serán obligatorios a partir de 2022.