Motor Tecnología

Las 10 infracciones más frecuentes entre los motoristas, según la DGT

accidentes más comunes en motoristas

La Dirección General de Tráfico está especialmente preocupada por este colectivo. Desde que se levantara el confinamiento, las dos ruedas registran un aumento de los accidentes de tráfico; una buena parte consecuencia de las que son las 10 infracciones más habituales entre los motoristas.

“Desde el pasado 18 de mayo, fecha en la que parte de España pasó a la fase 1, el número de motoristas fallecidos se ha duplicado respecto a los fallecidos en el primer periodo del estado de alarma”, contabilizan los responsables de Tráfico.

Según Álvaro Gómez, director del Observatorio de Seguridad vial de la DGT: “estas cifras nos preocupan y ponen de manifiesto que la desescalada parece que va pareja a una tendencia alcista de la siniestralidad de los motoristas, de ahí que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil preste especial atención a este colectivo y a su comportamiento en carretera, más si cabe,  cuando la mitad de esos accidentes mortales han sido por salida de vía, un tipo de accidente asociado directamente a las distracciones y a los excesos de velocidad”.

Ahora bien, ¿cuáles son las mayores imprudencias cometidas por los motoristas?

1. Adelantar sin separación

La norma del metro y medio que los conductores de coches debe recordar y respetar al adelantar a un ciclista, es aplicable a los motoristas que van a efectuar un adelantamiento.

En este vídeo la DGT aplaude a un conductor que adelanta correctamente a un ciclista:

La norma establece que los motoristas también tienen la obligación de distanciarse lateralmente del vehículo que adelantan. De esta forma se pretende evitar  posibles conflictos con otros vehículos provocados por distracciones, falta de observación o maniobras inesperadas.

  • En poblado, debe ser una separación suficiente (sin especificar distancia)
  • En carretera, donde las velocidades de circulación son más altas, debe ser, al menos, de un metro y medio

2. Circular a velocidad inadecuada

No tiene por qué ser más rápido de lo debido. La velocidad inadecuada es aquella que, por exceso o por defecto, no se adecúa a las circunstancias de la vía y la conducción.

“Adecuar la velocidad a la vía y las condiciones es fundamental, más en moto: en este vehículo una velocidad de circulación excesiva –o demasiado baja– puede ser sinónimo de caída y desastre dada la desprotección de sus ocupantes”, explican responsables de la DGT.

La velocidad inadecuada es la primera causa de accidente con víctimas motoristas en carretera (23% de todos los siniestros). El exceso es la variación más frecuente: superar la velocidad permitida es la infracción más frecuente de los motoristas (casi la mitad de las todas las infracciones cometidas en accidentes con víctimas).

3. Circular por el arcén

No, las motos no pueden circular por el arcén; ni siquiera cuando la situación del tráfico (un atasco, por ejemplo), lo justifique. Y, si lo hacen, pueden ser sancionadas.

Dónde hay más probabilidades de morir en un accidente de coche (y cómo evitarlo)

Como para otros vehículos, la norma establece que el uso del arcén solo está permitido cuando por una emergencia, se circule a una velocidad anormalmente reducida y esto pueda perjudicar a los demás conductores.

4. Adelantar por la derecha

La norma dice que el adelantamiento por la derecha en zonas interurbanas (esto es: carreteras, autopistas o autovías) está prohibido ya que puede resultar muy arriesgado si el vehículo adelantado pretende volver al carril derecho en ese preciso momento.

5. Cambiar de sentido cuando no está permitido

Los cambios de sentido están prohibidos en pasos a nivel, túneles, autopistas y autovías, curvas y cambios de rasante con poca visibilidad. Esta norma es tanto para los vehículos de dos como para los de cuatro ruedas, pero según las estadísticas de la DGT las pirulas son más habituales entre los motoristas.

6. Circular sin luces

Las motos deben circular con la luces de cruce encendidas siempre. “La iluminación frontal y trasera hace más visible a una motocicleta; tanto si se acerca como si nos acercamos a ella, con luz advertiremos su posición –menos voluminosa– en la calzada desde una distancia mayor”, explican desde Tráfico.

7. Avanzar entre los coches

Lo de si, en caso de atasco, las motos pueden avanzar serpeteando entre los demás vehículos es una pregunta casi tan recurrente como si te pueden multar por conducir con chanclas. La respuesta en este caso es mucho más contundente: no, no pueden.

Dice la norma que “como el resto de automóviles, las motocicletas deben circular por su lugar correspondiente, haciéndose visibles en el centro de su carril, que abandonarán para adelantar, girar, cambio de carril…”

8. Estacionar en las aceras

Los ayuntamientos regulan la parada y el estacionamiento para vehículos de dos ruedas en zonas peatonales, siempre que no entorpezcan ni ponga en riesgo el tránsito de peatones. Para evitar incurrir en una infracción es importante prestar atención a la señalización del lugar.

9. Invadir el sentido contrario

Esto es una extensión del punto 7. Invadir el sentido contrario, aunque sea un recorrido de  pocos metros, para avanzar entre el tráfico es una infracción grave (500 euros y seis puntos) y peligrosa para el motorista por el riesgo de colisión contra los automóviles que circulan correctamente y de estrés en los conductores que se ven obligados a esquivarle.

10. Superar la velocidad en zonas residenciales

En calles residenciales, cercanías de pasos de peatones, de colegios o mercados aumenta el riesgo de atropello a peatones. Por eso, en moto o en cualquier otro vehículo, hay que reducir la velocidad y extremar la precaución. Esta es la principal razón por la que la DGT quiere reducir la velocidad permitida a 30 km/h.

*Artículo original publicado por Noelia López en Topgear.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.