Como parte de su informe “Apuesta por el crecimiento 2019”, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ha pedido que suban los impuestos a los combustibles para que España mejore la eficiencia de su sistema tributario.

Los países con más reservas de petróleo del mundo

La OCDE señala que, aunque España figura mejor que la media en niveles de CO2 y en calidad del aire, también está entre los países que menos recaudan por tributos verdes.

Al inicio de la legislatura de Pedro Sánchez, su Gobierno tenía prevista la equiparación del precio del diésel con el de la gasolina, dejando fuera a los transportistas. Sin embargo, esta medida no se aprobó al no conseguir el respaldo para los Presupuestos.

España, entre los países que menos recaudan en impuestos mediambientales

Según este organismo, España se encuentra entre los que menos recaudan por impuestos medioambientales, con un 5,5% sobre el total de la recaudación, tan solo superado por Islandia, Suecia, Alemania, Bélgica, Francia, Luxemburgo, Japón, Nueva Zelanda, Canadá y Estados Unidos.

Por el contrario, Letonia es el país con el mayor porcentaje recaudado de este tipo de impuestos, con un 12,6% sobre el total. Portugal, con un 7,5%; Italia con un 8,3%; o el Reino Unido, con un 7,4%; son ejemplos de países vecinos con mayores recaudaciones sobre el crudo.

España centra el mayor peso de su recaudación tributaria en impuestos sobre el trabajo (IRPF y cotizaciones). La OCDE recomienda recortar las cotizaciones para los trabajadores de sueldos bajos y contratos fijos, reducir las exenciones y deducciones que todavía hay en el IRPF, y suprimir los tipos de IVA reducido en productos que resultan “regresivos”.