Tecnología

La curiosa razón por la que las naranjas se venden en una malla roja

naranjas en malla roja

Las rosas son rojas, el cielo es azul… y la malla de las naranjas siempre es de color rojo. ¿A qué se debe la elección de esta tonalidad para el envoltorio común de estos cítricos? Existe una razón de peso detrás.

Cualquier detalle en el envoltorio de un alimento que no parezca servir a un propósito práctico suele tener en realidad una poderosa propuesta de marketing detrás. Si te has fijado en la clásica bolsa de malla donde sueles comprar las naranjas en la frutería o el supermercado, te habrás fijado en que el color no varía: siempre son de color rojo. ¿Por qué?

Este empaque puede parecer simple, pero según Reader’s Digest, está especialmente diseñado para que los consumidores quieran comprar el producto. El color naranja se intensifica cuando se combina con el color rojo más que con el amarillo, el verde o el azul. Eso significa que cuando ves un montón de naranjas detrás de un patrón de red rojo, tu cerebro asume que son más “naranjas” y por lo tanto más frescas y de mayor calidad de lo que lo harías si las vieras por sí solas o con otro color. Esta dinámica se repite en otras bolsas de frutas como pomelos o mandarinas.

Científicos descubren por qué los tomates del supermercado son tan insípidos

Para el envoltorio de limón, el verde se elige de forma más común para resaltar la corteza amarilla. Si los limones se vendieran en las mismas bolsas rojas que otros cítricos, los tonos rojos y amarillos juntos harían que las frutas parecieran naranjas. Los limones también pueden venir en bolsas de malla amarillas, y las bolsas para limas son generalmente verdes para que coincidan con su color.

La próxima vez que visite el supermercado aprovecha para reparar en la configuración de los diferentes elementos del establecimiento para influir en tus decisiones de compra. Es probable que los artículos a la altura de los ojos sean más caros que los que se encuentran en los estantes arriba y debajo de ellos, mientras que cerca de la caja abundan los snacks y chucherías para incentivar tu compra impulsiva.

Recuerda que, a la hora de vender, ningún color se escoge al azar, sino que obedecen a cuidadas estrategias de marketing y significados simbólicos.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.