Tecnología

Intel invertirá nada menos que 12.000 millones para expandir su ya ingente fábrica de Israel

Intel y AMD confirman nuevas variantes de Spectre: ¿me afectan?

Intel anunció en diciembre que planeaba expandir sus fábricas de chips, tanto en Israel como en Irlanda y en su planta de Oregón. Ahora sabemos cuánto se gastará.

Israel es uno de los grandes epicentros de la industria digital, de eso no cabe duda alguna. Pero normalmente cuando pensamos en esas latitudes lo hacemos a propósito de su pujante ecosistema de startups o de su extraordinaria industria de ciberseguridad. Nada más lejos de la realidad: en esas fronteras también hay algunas de las fábricas más grandes del mundo, dedicadas a la producción de bienes tan diversos como chips o semiconductores.

Una de las empresas con más presencia en estas lides es Intel. No en vano, la firma norteamericana posee en la ciudad de Kiryat Gat, al sur de Israel, dos de sus principales centros de producción de obleas de 10 y 14 nanómetros a escala global, junto a los que dispone en Estados Unidos, Irlanda o China. Y, como el camino de la técnica es imparable, la multinacional anunció en diciembre que planeaba expandir sus operaciones, tanto en Israel como en Irlanda y en su planta de Oregón.

Pues bien, ahora sabemos exactamente a cuánto ascenderá la inversión de Intel para ampliar sus ya impresionantes fábricas. Serán nada menos que 11.900 millones de dólares, según ha anunciado el ministro de Finanzas de Israel, Moshe Kahlon, en un tuit. 

Así el plan de Intel para lidiar con la crisis de refugiados

Eso sí: el gobierno israelí devolverá parte de la inversión prevista de la compañía estadounidense, con una compensación global de aproximadamente el 10% del gasto total. A ello hemos de sumar que Intel se beneficia de un status especial en el país, como “empresa de valor estratégico” para Israel, con lo que paga un impuesto de sociedades del 5%, frente al 23% habitual.

Razones para estos privilegios no faltan. Actualmente, Intel emplea a 12.700 personas en Israel, incluidas unas 1.100 personas que trabajan en el fabricante de chips para coches Mobileye, adquirido por Intel en 2017 a cambio de 15.300 millones de dólares. Además, según datos públicos de la propia compañía, la exportación de productos de Intel desde Israel al resto del mundo ascendió a 4.000 millones de dólares en valor, 400 millones más que el año anterior. Y si miramos las compras e inversiones totales realizadas por la multinacional en el país oriental hasta la fecha, éstas ascienden a más de 35.000 millones de dólares.

Te recomendamos

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.