Impresión 3D

Devuelven a la vida un importante edificio inca de Bolivia mediante impresión 3D

La impresión en miniatura de los modelos en 3D de las piedras permitió a los científicos manejar y reacondicionar rápidamente los bloques para intentar recrear la estructura del edificio Pumapunku del yacimiento arqueológico de Tiwanaku (Bolivia).

Investigadores de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos) han reconstruido en miniatura el edificio Pumapunku del yacimiento arqueológico de Tiwanaku (Bolivia), que los incas consideraban lugar donde se creó el mundo, utilizando fragmentos de piezas obtenidos con impresión 3D. Considerado una maravilla arquitectónica de su época (500-950 después de Cristo), Pumapunku ha sido saqueado en múltiples ocasiones los últimos 500 años hasta el punto de que ninguno de los 150 bloques restantes que conformaban el edificio permanece en su lugar original.

Alexei Vranich, autor del estudio recogido por DICYT, recuerda que que la mayoría de las piedras de Pumapunku son demasiado grandes para moverse, lo que supone un desafío importante para quienes investigan este edificio. Asimismo, trabajos anteriores realizados por otros investigadores presentan datos complejos difíciles de visualizar. “La intención de nuestro proyecto era traducir esos datos en algo que nuestras manos y nuestras mentes pudieran comprender. La impresión en miniatura de los modelos en 3D de las piedras nos permitió manejar y reacondicionar rápidamente los bloques para intentar recrear la estructura”, detalla.

IDC prevé que la impresión 3D crezca un 23,2% el próximo año, hasta los 14.000 millones de dólares

Para el autor, “es posible que el uso de modelos impresos en 3D pueda ayudar al estudio de otros sitios históricos que se hayan derrumbado hace tiempo como Angkor Wat, en Camboya, o que hayan sido víctimas de destrucción reciente, como Palmira en Siria”.

La reconstrucción en 3D de Pumapunku no solo muestra cómo podría ser el edificio, sino que también da pistas sobre su propósito. Según Vranich, un hallazgo particularmente interesante fue que “las puertas rotas de diferentes tamaños que se encontraban dispersas alrededor del sitio arqueológico se alinearon de una manera que creaba un ‘efecto espejo’ que da la impresión de mirar hacia el infinito, cuando, de hecho, el espectador está en una sola habitación. Esto puede estar relacionado con la creencia de los incas de que este es el sitio donde se creó el mundo y también podría sugerir que el edificio fue utilizado como un espacio ritual“.

En total, se imprimieron modelos 3D de 140 piezas de andesita y 17 placas de arenisca fabricadas a partir de mediciones realizadas por varios estudiosos durante el último siglo y medio, de la altura, longitud y anchura de los bloques encontrados en el sitio de Tiwanaku. Una vez modelados en el ordenador y luego impresos, se manipularon físicamente los bloques para reconstruir el sitio, probando diferentes formas en las que podía encajar.

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.