Tecnología

Google detiene su controvertido programa de prueba de IA con personas sin hogar

Google detiene el entrenamiento de su Inteligencia Artificial con personas sin hogar

Google detiene su controvertido programa de Inteligencia Artificial por el cual practicaba pruebas de reconocimiento facial con personas sin hogar a cambio de tarjetas regalo por valor de 5 dólares.

Google no para de verse envuelto en polémicas, como el Project Maven, considerado poco ético por miles de trabajadores al desarrollar IA para el Pentágono. Ahora, el gigante de los buscadores también ha anunciado que pondrá fin a un controvertido programa dirigido a personas negras sin hogar, con las cuales escaneó sus rostros para crear datos de entrenamiento de IA a cambio de tarjetas de regalo por valor de cinco dólares.

Tras investigación interna provocada por la aparición de información sobre la práctica, Google ha revelado que ya no está enviando contratistas externos para recopilar escáneres faciales, según el New York Daily News. En cambio, reunirá caras destinadas a esta investigación con software inteligente exclusivamente dentro de los campus de Google. De forma extraña, un portavoz de Google todavía defiende el programa ahora cancelado, calificándolo como “importante y necesario”.

El objetivo original era adquirir escáneres faciales de personas de piel oscura para que Google pudiera presentar sus algoritmos de reconocimiento facial con un conjunto más diverso de datos de entrenamiento, con el teórico propósito de solventar los sesgos del algoritmo, discriminatorios hacia muchas personas negras y otras minorías raciales .

Los trabajadores del proyecto revelaron de Google le dijeron a NY Daily News que se sentían presionados para reunir la mayor cantidad de caras posible, por lo que metieron prisa a las personas candidatas mediante sus formularios de consentimiento. Según los informes, algunos ingresaron a campus universitarios vestidos con ropa informal, escaneando las caras de los estudiantes y diciéndoles muy poco sobre para qué se utilizarían los datos. También se pagó a personas sin hogar para que cediesen la información de su rostro.

“En adelante, el trabajo se realizará solo en los sitios de Google, para garantizar que tengamos un mejor control sobre la investigación y las interacciones con los participantes”, dijo el portavoz de la compañía.

Fuente | Futurism

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.