Motor Tecnología

Francia se plantea pagar 1.500 euros a conductores particulares por llevar un radar en su coche

Francia se plantea pagar 1.500 euros a conductores particulares por llevar un radar en su coche

¿Cobrarías por llevar un radar instalado en tu coche? Hay quien se lo está pensando… Francia se plantea pagar 1.500 euros a conductores particulares por llevar un radar en su coche. Varios medios locales e internacionales se han hecho eco de la noticia.

No es la primera vez que se escuchan rumores sobre la intención del gobierno francés de instalar radares en vehículos particulares. Varios medios locales e internacionales vuelven a hacerse eco de la medida que, por el momento, no podemos confirmar que vaya a ser realidad ya que aunque nos hemos puesto en contacto con el alter ego de la DGT en Francia no hemos recibido respuesta.

Cierto es que Francia es uno de los países con más radares en las carreteras de Europa, pero lo de contratar a conductores particulares para que lleven un cinemómetro en su coche es una idea que no ha sido muy bien recibida por las asociaciones de conductores del país.

De llegar a pasar de la teoría a la realidad, en Francia no solo habrá radares fijos y móviles instalados en los vehículos oficiales; los infractores también podrán ser descubiertos por otros conductores.

Cómo ser conductor de un coche con radar

Según dicen, la intención del Gobierno es que para 2023 haya hasta un total de 450 vehículos particulares con radar en funcionamiento en todo el país.

Medios locales informan de que serán empresas privadas, licitadas por concurso público, las encargadas de seleccionar a los conductores de estos radares ocultos. El trato establece que los vehículos deben estar en circulación un mínimo de seis horas al día en un trayecto previamente acordado. A cambio, los conductores recibirán un sueldo de 1.500 euros.

La regla del 7 de la Guardia Civil para saber a qué velocidad saltan los radares

Dicen que las rutas, de varios centenares de kilómetros, serán elegidas en base a criterios de peligrosidad y tramos de concentración de accidentes. También que con este sistema el gobierno francés calcula que podrá recaudar hasta 53 millones de euros en multas.

Reducir los ataques a los radares fijos

Con este novedosos sistema, el departamento de transportes del gobierno francés espera no solo aumentar la seguridad en sus carreteras, también reducir los ataques a los radares fijos, bastante comunes en el país.

Además, aseguran que los agentes de la autoridad podrán dedicar más tiempo a otras tareas como intensificar la vigilancia del consumo de alcohol y drogas. Las asociaciones de conductores, por su parte, se muestran recelosas respecto a si esta medida puede vulnerar los derechos de los conductores.

*Artículo original publicado por Noelia López en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.