Hace unas horas, un buen número de conductores de coches Tesla se quejaban en redes sociales de no poder abrir sus coches porque la aplicación estaba fallando. Algunos han hablado de hasta un cuarto de hora de espera sin la posibilidad de acceder a su vehículo ni conseguir una explicación del servicio de atención al cliente de la compañía automovilística.

El problema parece haber sido simplemente un fallo durante el mantenimiento de la aplicación. Mientras los desarrolladores de Tesla trataban de poner a punto esta app, que muchos clientes usan para acceder a sus coches, no se percataron que habían bloqueado el acceso de los clientes.

La web Downdetector, especializada en mostrar el estado de servicios online como éste, indica claramente la interrupción de la aplicación de Tesla sobre las 4:30 am ET. Por suerte no era una hora muy concurrida en cuanto a tráfico, aunque no existe ningún informe que certifique el número de afectados que iban a coger su coche cuando se encontraron con el problema.

Una ingeniera biohacker va a implantarse la llave del Tesla dentro del brazo

Los conductores de esta marca de coches, además de contar con estos sistemas de seguridad, aún cuentan con una llave física como las de los coches tradicionales con la que podrían acceder y encender el vehículo. Aún así, si están acostumbrados a los nuevos métodos, sería normal que hubieran dejado en casa la llave pensando que no la necesitarían.

Incluso hemos visto hace poco como una ingeniera ha decidido implantarse la llave de su Tesla en el brazo. Es lo que se conoce como una biohacker, es decir, una persona que busca mejorar el concepto de ser humano mediante implantes cibernéticos. Dejar de ser humanos para convertirnos en transhumanos y, suponemos, que así se evita estar siempre pendiente de la llave del coche.

La aplicación parece haber vuelto a la normalidad hace horas y el incidente se habría quedado en una simple molestia, pero ha dejado patente un problema a solucionar para futuras revisiones de mantenimiento del software de Tesla, asegurarse que si alguien necesita su coche en ese momento pueda usarlo.

*Artículo original publicado por Marta Sanz Romero en Computerhoy.com