Tecnología

Este es el sitio del mundo donde el mar es más profundo

Este es el sitio del mundo donde el mar es más profundo

Cuando hablamos de profundidades abisales, la palma se la lleva el Challenger Deep o abismo Challenger, el punto más conocido de toda la hidrosfera de los fondos marinos de nuestro planeta. Su profundidad roza los 11.000 metros.

De un azul que asusta y una profundidad tan vertiginosa como inimaginable: así es el abismo Challenger, el punto más profundo conocido en la hidrósfera de los fondos marinos de la Tierra, con una profundidad de 10.898 a 10.916 metros de profundidad. La presión del abismo es aproximadamente 1095 veces mayor que la de la superficie.

Para encontrarlo hay que viajar al extremo sur de la fosa de las Marianas en el Pacífico: para pisar tierra firme los dos lugares más cercanos son la isla Fais, 289 km al suroeste, y Guam, 306 km al noreste. La primera vez que se sondearon sus profundidades fue en la expedición de nombre homónimo comprendida entre diciembre de 1872 y mayo de 1876.

El libro de Sir John Murray The Depths of the Ocean (Las profundidades del océano), del año 1912, registra la profundidad del abismo. Todos los informes originales de la expedición Challenger pueden ser vistos en Internet, en la Biblioteca Challenger.

Esta obra impresionante trae olas de mar en Ultra HD al centro de Seúl

En el ecuador del pasado siglo, unos setenta y cinco años tras iniciarse su descubrimiento, la fosa de las Marianas fue explorada por completo por el navío de la Armada Real Británica HMS Challenger: midieron la profundidad a través de sondeo por eco: se detectó con esta técnica una profundidad de 5960 brazas (10 900 m) en las coordenadas 11°19′N, 142°15′E.

En las siguientes décadas diferentes proyectos sondearon el abismo: el batiscafo suizo Trieste en enero de 1960, un navío oceanográfico japonés en 1984, el Nereus en 2009 o el Depsea Challenger en 2012, cuando James Cameron bajó a los 10 898 metros de profundidad y se convirtió de ese modo en la primera persona en descender en solitario al punto más bajo de la tierra. El récord, al bajar a 10.027 metros lo ostenta desde el año pasado el norteamiercano Victor Vescovo, que formó parte de la expedición Five Deeps.

El pasado 8 de mayo de 2020, el batiscafo ruso Vitiaz batió un nuevo récord mundial para un aparato submarino autónomo y no tripulado ya que consiguió posarse a 10 028 metros de profundidad al primer intento. Al lograrlo, dejaron un banderín en recuerdo del 75º aniversario del Día de la Victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Nuestra basura llega hasta el fondo

Investigadores de la Agencia Japonesa para la Ciencia y Tecnología Marino-Terrestre (Jamstec) llevan treinta años de análisis sobre lo que sucede en el fondo del Océano Pacífico. Tristemente parece que no quedan rincones de la Tierra que escapen a nuestra capacidad para contaminarlo todo de plástico: a once kilómetros de profundidad, el inhóspito abismo es un paradero para nuestros desperdicios.

Las cámaras del equipo captaron latas de refrescos, juguetes y bolsas de plástico, chanclas y ruedas, una mochila deportiva o la cabeza de un maquiní. En total, se hallaron más de 3.500 residuos en este lugar.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.