Tecnología

Este coche eléctrico chino de menos de 4.000 euros ya le pisa los talones a Tesla

coche eléctrico de Tesla

Los coches eléctricos chinos vienen pisando fuerte y muchos se encuentran entre los más vendidos. HongGuang Mini EV es uno de ellos: a pesar de que solo se vende en China, está plantando cara en ventas al Tesla Model 3.

Poco a poco, los coches eléctricos van ganando posiciones en el mercado. El 2020 se vendieron en el mundo más de tres millones de turismos 100% eléctricos, y varios modelos chinos se encuentran en las posiciones más destacadas.

Si bien el Tesla Model 3 dominó el mercado internacional con unas ventas anuales de 365.240 unidades, el segundo lugar lo ocupó el HongGuang Mini EV, un coche eléctrico que, a pesar de que solo se comercializa en China, vendió 119.255 unidades entre el 24 de julio y el 31 de diciembre de 2020.

De acuerdo con la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China (a través de BBC.com), el pasado mes de enero el HongGuang Mini EV superó en ventas al Tesla más económico. El vehículo chino vendió 25.778 unidades, mientras que el Tesla Model 3 puso en el mercado 13.843 unidades.

¿Y qué es lo que ofrece este pequeño coche eléctrico chino? El HongGuang Mini EV es un vehículo eléctrico con un tamaño muy compacto especialmente diseñado para moverse por la ciudad.

Destaca por su precio asequible, de tan solo 28,800 yuanes, unos 3.650 euros al cambio actual. Está fabricado por SGMW, una alianza de la que forma parte General Motors, y como decíamos por el momento solo se puede comprar en el país asiático.

Está disponible en tres versiones diferentes, con una velocidad máxima de 100 km por hora y una autonomía de hasta 170 km.

Mide menos de 3 metros de largo y tiene cuatro plazas. En caso de que viajen cuatro ocupantes apenas hay espacio para llevar nada en el maletero, pero si solo viajan dos personas se pueden abatir los asientos y obtener más espacio para almacenaje.

Los rumores señalan que una variante del HongGuang Mini EV podría desembarcar en Europa mediante una asociación con un fabricante de automóviles letón. La mala noticia es que su precio se doblaría, ya que el vehículo tendría que ser adaptado a los requisitos medioambientales europeos.

*Artículo original publicado en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

Sandra Arteaga

Sandra Arteaga es periodista y escribe sobre informática y tecnología de consumo desde hace más de nueve años. Cacharrea con ordenadores desde la era de Spectrum y no hay videojuego que no haya probado ni joystick que no haya pasado por sus manos.
Escribo reportajes de actualidad e Internet y prácticos en Personal Computer & Internet desde 2008.