Motor Tecnología

Esta trampa en los exámenes de conducir acarreará multa de 500 euros

Esta trampa en los exámenes de conducir acarreará multa de 500 euros

A finales de 2020, la DGT anunció una serie de cambios legislativos que afectaban al uso del móvil al volante, la velocidad en los adelantamientos, el no uso del cinturón de seguridad… y también para los que hagan trampas en el examen teórico de conducir.

En el paquete de novedades había una que no llamó tanto la atención, pero que está pensada para evitar que los aspirantes hagan trampas para aprobar el examen de conducir, bajo pena de multa de 500 euros.

Desde Tráfico llevan tiempo trabajando para mejorar los exámenes de conducir. En la reforma de la Ley de Tráfico que Pere Navarro defenderá ante el Congreso incluyen una modificación para evitar el uso fraudulento de dispositivos electrónicos durante la prueba teórica.

Multa de 500 euros y seis meses de espera

La reforma planteada por la DGT, dice, textualmente que “utilizar dispositivos de comunicación no autorizados en los exámenes de conducir pasará a ser considerado fraude, por lo que estaría cometiéndose una infracción muy grave“. El castigo será una “multa de 500 euros y no poder presentarse de nuevo al examen hasta que pasen seis meses”.

La modificación de la Ley de Tráfico es un trámite complejo que requiere la aprobación del Congreso. No hay fecha para que la DGT presente su batería de modificaciones ante los diputados, aunque esperan no tardar mucho en hacerlo.

Los 10 países donde es más complicado aprobar el examen de conducir

No será hasta que tenga la aprobación de la Cámara Alta que las nuevas medidas entren en vigor. Las modificaciones que están a la espera del visto bueno de los partidos políticos son:

  • el endurecimiento de las multas por usar el móvil al volante: se mantiene la sanción económica en 200 euros, pero el saldo de puntos a descontar aumenta a seis
  • el aumento de los puntos que se pierden por no utilizar el cinturón de seguridad y/o los sistemas de retención infantiles: pasan de los actuales tres a cuatro
  • la prohibición de rebasar en 20 km/h la velocidad máxima permitida para adelantar en carreteras convencionales
  • llevar inhibidores o detectores de radar pasa a ser una infracción con grave con multa de 200 euros y pérdida de tres puntos
  • la realización de cursos de conducción segura, certificados por la Dirección General de Tráfico, permitirán recuperar y/o bonificar puntos del carné de conducir
  • la creación de un código de colores rojo y verde por el que las empresas de transporte podrán conocer de forma rápida y sencilla si un trabajador tiene permiso de conducir en vigor

*Artículo original publicado por Noelia López en Topgear.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.