Tecnología

Esta es la forma correcta de limpiar una mascarilla

como limpiar una mascarilla

En tiempos pandémicos, la limpieza adecuada de tu mascarilla es esencial para mantenerla libre de material infeccioso. Si utilizas una reutilizable de tela te explicamos cuál es la mejor manera de limpiarla, y así mantenerla libre de gérmenes, virus y bacterias.

Desde el miércoles 20 de mayo en España es obligatorio el uso de mascarillas para mayores de seis años en espacios cerrados o al aire libre, siempre y cuando no sea posible guardar los dos metros recomendados de distancia de seguridad.

Según explica el Consejo General del Colegio de Farmacéuticos en un informe técnico acerca de la COVID-19 y el uso de mascarillas, existen dos tipos principales de estos elementos: las mascarillas quirúrgicas y las filtrantes (también llamadas autofiltrantes, y que abarcan las FFP1, FFP2 o FFP3). Las quirúrgicas protegen más al resto de a personas que al que la lleva, mientras que las filtrantes protegen al usuario de inhalar contaminantes ambientales como agentes patógenos o químicos.

Pero demás de estas, existe una nueva categoría autorizada por por el Gobierno desde abril: las mascarillas higiénicas o de barrera, entre las que se encuentran las de tela, que pueden fabricarse en casa. Es importante lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica antes de manipular la mascarilla, posicionarla adecuadamente en el rostro, a la altura de la nariz, verificar que cubre la barbilla y no tocarla con las manos sin lavar.

Si en entornos públicos utilizas máscara facial de tela, es fundamental que la limpies adecuadamente, ya que como toda prenda existente, las mascarillas higiénicas se ensucian, absorben el sudor y los gérmenes, y deben lavarse con propiedad.

Según National Geographic, la mejor manera de limpiar una máscara facial de tela es adoptar el mismo enfoque que el resto de la ropa: tirarla a la lavadora. El detergente para la ropa es efectivo contra el coronavirus porque el patógeno está encerrado en una capa de lípidos y proteínas aceitosas. Los detergentes y los jabones para manos contienen tensioactivos, que reducen la tensión superficial de la capa de grasa.

La molécula tensioactiva es atraída por el aceite y la grasa en un extremo y el agua por el otro. El final que interrumpe el aceite rompe la envoltura del coronavirus. Pequeñas vainas de surfactante llamadas micelas atrapan y lavan los restos. Es esta actividad y no la temperatura del agua, la que mata al virus, aunque el uso de una temperatura más alta a la hora de secarla -por ejemplo, usando la plancha de vapor o metiéndola unos segundos en el micro-  también puede destruir la mayoría de los microorganismos que podrían estar persistentes.

Los mejores materiales caseros para fabricar una mascarilla, según un estudio

Cobra también especial importancia la manera de retirar la mascarilla de tela de tu cara cuando llegas a casa y te la quitas. Tus manos deben estar limpias, y no tocar la tela, sino emplear las gomas tras las orejas para evitar contaminar la mascarilla y tu cara con cualquier patógeno que pueda estar en sus manos.

Las máscaras de grado médico son más difíciles, ya que están diseñadas para usarse solo una vez y no pueden resistir un ciclo de lavado. Si tienes una máscara N95 o de papel, puedes dejarla a un lado durante varios días, momento en el cual es probable que el virus se vuelva inactivo. Por el momento, no existe certeza total de cuánto tiempo puede persistir el coronavirus en las superficies, y es posible que una máscara recolecte partículas con el tiempo, aumentando la carga viral.

¿Y qué hay del resto de tu ropa? Como explicamos de forma más amplia en este artículo, los expertos dicen que no hay que preocuparse tanto por quitársela nada más llegar a casa. Al coronavirus le gusta la humedad y se seca rápidamente en las telas. Las principales vías de infección de la COVID-19 son la transmisión por contacto o las gotitas respiratorios expulsadas por las personas contagiadas al toser o estornudar.

Fuente | Mental Floss

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.