Motor Tecnología

Esta es la ciudad europea que más odia los coches: así los borra del mapa

Esta es la ciudad europea que más odia los coches: así los borra del mapa

Existe una ciudad en Europa en la que odian especialmente los coches, y han conseguido impulsar otras alternativas más sostenibles y menos contaminantes. Te contamos cuál es.

Nos empezamos a acostumbrar a hablar de ciudades que impulsan medidas para reducir los índices de contaminación. La mayoría se basan en incentivar el uso del transporte público y de los vehículos menos contaminantes, en especial de los coches eléctricos. Pero hay una ciudad europea con un punto de vista más radical: es la ciudad europea que odia los coches.

Heidelberg es una pequeña ciudad situada al sur de Alemania. Tiene poco más de 160.000 habitantes y está considerada como una de las seis ciudades europeas más innovadoras por C40 Cities, una organización que promueve políticas urbanas respetuosas con el clima y cuyo presidente es Michael Bloomberg, ex alcalde de Nueva York. Su alcalde, Eckart Würzner, sueña con ser el dirigente de una “ciudad sin emisiones”. Es por eso que ha puesto en marcha varios planes en los que el coche, sea cual sea su propulsión, es la última de las alternativas.

Würzner ha adquirido una flota de autobuses propulsados por hidrógeno. También trabaja en la construcción de una superautopista para bicicletas que conectará el centro de la ciudad con las zonas más alejadas. Además, todos los residentes que renuncien al uso de sus coches particulares tendrán acceso al transportr público de forma totalmente gratuita durante un año.

Autobús de hidrógeno

Y si hay que usar coche que sea compartido y/o eléctrico

Para aquellos que no tengan más remedio que usar el coche, especialmente los que vivan en zonas de la periferia, el alcalde de Heidelberg tiene dos recomendaciones:

  • La primera es que solo emplen el automóvil hasta la estación de tren más cercana
  • La segunda es que los vehículos de uso particular deben ser eléctricos. Para ello ofrece a los residentes bonificación de hasta 1.000 euros por la compra de un enchufable y otros 1.000 euros para la instalación de un punto de carga

“Si necesita un automóvil, use el automóvil compartido”, dijo Würzner en una entrevista recogida por el diario New York Times. “Si no puede usar el automóvil compartido porque vive demasiado lejos y no hay transporte público, use el automóvil, pero solo hasta la estación de tren y no hacia el centro”.

*Artículo original publicado por Noelia López en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.