Motor Tecnología

Por qué ir escuchando música en el coche es bueno para tu corazón

Por qué ir escuchando música en el coche es bueno para tu corazón

Un pequeño estudio realizado este año muestra que escuchar música conduciendo puede ser la mejor arma contra el estrés cardíaco que sufrimos al volante y que daña nuestro corazón.

Cuando estamos en carretera, es común padecer estrés debido a los atascos, la atención que debemos prestar al volante o los posibles peliros, ocasionando que el corazón se acelere y la presión arterial se dispare. La investigación científica hasta la fecha indica que el estrés de conducción puede pasar factura con el tiempo, siendo considerado un factor de riesgo tanto de enfermedad cardíaca como de ataque cardíaco. ¿Cuál puede ser la mejor arma para combatirlo? En efecto, la música.

En un estudio de octubre de 2019 publicado en Complementary Therapies in Medicine, los investigadores observaron cómo la música afectaba el estrés cardíaco. Eligieron cinco mujeres sanas para el experimento, con edades comprendidas entre 18 y 23 años. Vitor Engrácia Valenti, señala que solamente participaron mujeres debido a que estudios previos proporcionaron evidencia de que las mujeres son más sensibles a la estimulación auditiva.

¿Componer música a partir de señales cerebrales? Si Mozart levantara la cabeza…

En la prueba, las cinco mujeres realizaron la misma ruta en las mismas circunstancias en dos días diferentes. ¿La unica diferencia? El segundo día estaban escuchando música instrumental en el estéreo del automóvil.

Para juzgar cómo el estrés afectaba a las mujeres, los investigadores utilizaron monitores de frecuencia cardíaca conectados a su pecho, evaluando la variabilidad del ritmo cardíaco -o lo que es lo mismo, cambios en la cantidad de tiempo entre latidos que ocurren a medida que avanza en su vida diaria. La variabilidad del ritmo cardíaco aumenta durante la relajación y disminuye durante el estrés.

Cuando los investigadores observaron los datos de los monitores de frecuencia cardíaca, descubrieron que la variabilidad de la frecuencia cardíaca era mayor cuando las mujeres conducían con música, lo que significaba que estaban más relajadas.

“Durante una situación estresante, el sistema nervioso simpático libera catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) en la sangre, aumentando la demanda cardíaca, la frecuencia cardíaca y la presión arterial”, apunta Valenti.  Cuando esto ocurre, “las personas con riesgos cardiovasculares (obesidad, diabetes, niveles altos de colesterol LDL) son más vulnerables a la muerte súbita causada por el estrés”.

Además, el estrés está vinculado al síndrome del corazón roto, o la miocardiopatía de takotsubo, una condición que puede desencadenarse por estrés o emoción extrema y durante cuyos episodios, parte del corazón no puede bombear normalmente de forma temporal. Los síntomas que experimentan las personas pueden resultar similares a un ataque cardíaco.

Ya sabes, no viajes en coche sin una playlist con tus canciones preferidas.

Fuente | Healthline

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.