Tecnología

¿Es ilegal imprimir documentos del trabajo en casa aunque teletrabajes?

¿Es ilegal imprimir documentos del trabajo en casa aunque teletrabajes?

Imprimir documentación confidencial de tu trabajo en casa podría super una infracción de la Ley General de Protección de Datos (GDPR), ya que contiene información sensible y privada sobre los trabajadores o la empresa.

Con la llegada del coronavirus, el teletrabajo pasó de ser una opción poco habitual a una necesidad.

Los trabajadores se vieron obligados a crear una oficina en sus casas con lo poco que tenían a su disposición, con dispositivos tan importantes en el día a día como un ordenador o una impresora.

Sin embargo, no todas las tareas del trabajo se deberían realizar en casa, como por ejemplo la impresión de documentos laborales, ya que podrías infringir la Ley General de Protección de Datos (GDPR), según informa Computer Hoy.

Por regla general, todas las compañías tienen la obligación de procesar y almacenar la información de sus empleados, es decir, ciudadanos de la UE mediante un proceso efectivo y auditable.

Imprimir esa documentación en casa supondría una violación de la GDPR, ya que contiene nombres, números, direcciones, contratos y correos electrónicos entre otros.

Para comprobar la magnitud del asunto, la compañía de destrucción de documentos, escaneo y gestión de registros Go Shred encuestó a personas que teletrabajaban sobre la forma en la que hacían las impresiones y cómo se deshacían de la información.

Las mejores apps gratis para escanear documentos con el móvil

Los resultados del estudio revelaron que el 66% de los empleados había impreso documentos relacionados con la empresa desde casa, algo bastante esperable.

Sin embargo, la clave reside en qué tipo de contenidos habían impreso. Concretamente, el 42% de la información tenía cierto grado de confidencialidad y estaba relacionada con agendas de reuniones y anotaciones.

Además, el 20% de los trabajadores han confesado haber utilizado el aparato para tener en físico documentos confidenciales de empleados con información sensible, como currículums o nóminas.

Pero el mayor problema llega a la hora de deshacerse de esa documentación de interés, donde el 24% de los encuestados explica seguir en posesión de todos esos papeles porque pretendían llevarlos a la oficina.

Por otro lado, un 24% sí que los destruyó usando una trituradora de papel, un método bastante recomendado a la hora de destruir información confidencial, pero terminaron mezclando los restos con la basura convencional, por lo que cualquiera podría recopilar todos los trozos con fines criminales.

Mientras tanto, un 7% confesó no saber cómo deshacerse de todos esos papeles, lo que evidencia el gran desconocimiento por parte de los trabajadores en general sobre la Ley de Protección de Datos (GDPR) y los peligros que plantea su incumplimiento.

*Artículo original publicado por Yaiza García García en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider