Motor Tecnología

En Suecia está prohibida la palabra Trump en la matrícula del coche

ceos opinan como ha influido trump en sus empresas

Puede parecer de broma, pero no. Es tan cierto como que el volante de los coche Galloper llevaban el logo de Mitsubishi. Un ciudadano pidió a la Agencia Sueca de Transporte permiso para personalizar su placa de matrícula con la palabra Trump.

En la actualidad las matrículas suecas tienen por lo general tres letras y tres números, aunque hay algunas letras que están vetadas para evitar palabras malsonantes (aquí tienes las matrículas prohibidas en Inglaterra). También tienen el formato europeo, por lo que llevan la banda a azul a la izquierda con una S.

La curiosa razón por la que las matrículas de los coches no llevan vocales

Sin embargo, también tienen la suerte de que pueden personalizar las placas con palabras cortas, por lo que si tienes un Porsche 911 puedes llevar la palabra Turbo, por ejemplo, si nadie se te ha adelantado.

Sí era cierto, sí…

Y aquí llegamos al caso de Marcus Saaf, un ciudadano sueco que, tras un par de copas con unos amigos, pensó que sería buena idea ponerle la palabra Trump a su coche. Eso no acabó de convencer a la Agencia, que le denegó la petición por considerarla “ofensiva”.

Esta noticia la publicó originariamente el diario Aftonbladet (web), aunque como el asunto parecía demasiado forzado, decidió verificarlo. La sorpresa fue mayúscula cuando confirmaron que sí, que había ocurrido.

Cuando el asunto se hizo público, más allá del chiste y la gracia, el Gobierno nórdico se apresuró a matizar eso de “ofensivo” y dijo que era una palanra poco apropiada para llevar en un coche y que no se pueden utilizar nombres de políticos.

A Saaf tampoco le ha dolido demasiado: “Viéndolo en retrospectiva, lo entiendo”. Así que Marcus tendrá que pensar en otra palabra para su coche americano

*Artículo original publicado en Topgear.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.