Tecnología

En qué consiste la más reciente investigación de EEUU contra Huawei

Huawei se consolida como partner estratégico en España

La compañía Huawei se ha visto envuelta en un escándalo por un supuesto robo de secretos comerciales de empresas asociadas a los Estados Unidos, como T-Mobile.

Estados Unidos está investigando al gigante de la tecnología china, Huawei Technologies Co, por un supuesto robo de secretos comerciales de compañías asociadas de los EEUU.

El segundo fabricante mundial de smartphones se enfrentó a un caso en el que el jurado federal de Seattle en 2017 la declaró responsable del robo de la tecnología robótica de T-Mobile. Esta investigación ha avanzado considerablemente desde la fecha, y el veredicto final para Huawei podría llegar pronto, según el Wall Street Journal.

La portavoz de la oficina del fiscal de EE. UU. En Seattle Emily Langlie, ha dicho que no hará ningún comentario al respecto. Huawei ha crecido en Europa y Estados Unidos, así como en otros lugares del mundo. El presidente de Estados Unidos Donald Trump ha estado presionando a muchos aliados europeos para lograr que bloqueen a Huawei de las redes de telecomunicaciones, algo que puede tener relación con la preocupación de que Pekín pueda utilizar los equipos de la compañía para espiar, algo que se ha negado rotundamente desde Huawei.

La compañía también ha sido imputada por un caso criminal en el que está envuelto Meng Wanzhou, su director financiero, que llevó a cabo una conspiración para estafar a los bancos y que estos liquidasen las transacciones en Irán en violación de las sanciones de los Estados Unidos.

La hija del fundador de la compañía fue arrestada en Canadá el pasado 1 de diciembre, y fue liberada hace cuatro semanas. Por el momento vive bajo restricciones en su hogar de un millón de dólares en Vancouver, mientras espera su audiencia para su extradición a los Estados Unidos.

Las alegaciones de la investigación se basan en el robo de información de Huawei a T-Mobile, un socio de EEUU, cuando uno de sus ingenieros visitó el laboratorio de Bellevue en Washington, para ver el diagnóstico de un robot al que se llamó Tappy (un robot que simula el uso de un usuario en el teléfono móvil).

Estas podrían ser las consecuencias de la detención de la directora financiera de Huawei

Es decir, supuestamente en el 2014 el ingeniero de Huawei metió uno de esos robots en la bolsa de su ordenador y se marchó con él.

En 2017 el jurado le dio la razón a T-Mobile, y encontró la malversación de los secretos comerciales de T-Mobile por parte de Huawei, lo que rompió un contrato de suministro entre ambas empresas, y afirmó que T-Mobile debería recibir 4,9 millones de dólares de Huawei por daños a la compañía.

La investigación que todavía no ha sido resuelta consiste por tanto en todas las pruebas que tiene EEUU contra Huawei, y que pueden costarle a la compañía china una gran suma de dinero.

Vía | Bloomberg

Te recomendamos

Sobre el autor

Alicia Ruiz Fernández