Motor Tecnología

En estas dos ciudades españolas te ponen la vacuna del covid sin bajarte del coche

En estas dos ciudades españolas te ponen la vacuna del covid sin bajarte del coche

En estas ciudades españolas vacunan contra la COVID sin bajarse del coche. Te contamos cuáles son y cuál es el procedimiento.

El dónde poner la vacuna para no saturar centros médicos ha sido un quebradero de cabeza para algunas localidades. En Sevilla han encontrado una solución: ponen la vacuna contra la COVID-19 sin que el paciente se baje del coche.

La idea no es nueva. Primero porque aunque la ciudad hispalense sea pionera en España, la práctica es habitual en otros países. Y, segundo, porque lo de que el paciente se acerque a los sanitarios y sea atendido sin bajarse del coche es algo que ya se utilizó para acelerar la realización de pruebas de detección del coronavirus.

Vacunados contra la COVID sin apearse del coche

Sevilla ha puesto en marcha una campaña de vacunación desde el coche. En funcionamiento desde el pasado viernes, el Servicio Andaluz de Salud inauguró este servicio administrando una dosis de la vacuna a un total de 120 personas  de edades comprendidas entre 93 y 105 años.

Estos los momentos con más riesgo de contagio de COVID-19 en tu coche

La estación Autocovid se ha instalado junto al antiguo Hospital Militar, denominado provisionalmente Hospital de Emergencias Covid. Desde el Servicio Andaluz de Salud ya han adelantado que se volverá a utilizar con el mismo propósito esta semana con otros colectivos de mayores.

5 cosas que el coronavirus puede cambiar para siempre el automóvil
El acceso a las ciudades y grandes núcleos urbanos podría ser más restringido.

Vigo también vacuna desde el coche

Sevilla no es ni la única ni la primera ciudad de España que aprovecha el habitáculo de los coches como espacio seguro para administrar la vacuna.

La localidad asturiana de Gijón también ha habilitado un punto de vacunación junto al Palacio de Deportes. Allí lo llaman Autovac.

De momento, al Autovac acuden personas con alta dependencia y sus cuidadores, que reciben el pinchazo sin bajar del vehículo. “Se reservan cuatro minutos por persona, y varias van juntas en un solo coche, por lo que no hay lugar a espera alguna”, explican desde el diario La Nueva España. Junto a la carpa, hay diversos aparcamientos para que los inmunizados aguarden un cuarto de hora antes de arrancar de nuevo, para descartar cualquier reacción al volante.

*Artículo original publicado en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Pedro González