Motor Tecnología

En esta ciudad alemana puedes pagar las multas de tráfico en el supermercado

En esta ciudad alemana puedes pagar las multas de tráfico en el supermercado

Imagínate. Vas al super y cuando llegas a la caja pagas el pan, la leche, el aceite, un paquete de cereales y  una multa que te acaban de notificar. No te rías, esto es posible, aunque no es España.

La ciudad donde puedes pagar las multas de tráfico en el supermercado es Colonia, en Alemania.

En España hay tres vías pagar una multa: por Internet, por teléfono o de manera presencial (en Jefaturas Provinciales de Tráfico, en Correos o a los agentes que notifican la sanción en el momento en que se comete).

Pero en la ciudad alemana de Colonia están a punto de sumar una nueva e interesante opción: pagar las multas en el supermercado.

Sumar las multas a la lista de la compra

Lo de sumar las multas de tráfico a la lista de la compra será una alternativa en primavera. Las sanciones incluirá un código bidi que los trabajadores del supermercado utilizarán para sumar el valor de la sanción a la factura de compra.

Los responsables de Tráfico en Colonia han llegado a un acuerdo con más de 12.000 supermercados para que en las próximas semanas acepten el pago de multas de tráfico en las cajas. Entre los que se han sumado al proyecto piloto: las cadenas de supermercados Rewe, Penny y Real, las droguerías Rossmann y la cadena de ferreterías Baumarkt.

Como con el resto de productos de la cesta de la compra, aceptarán tanto el pago en metálico como con tarjeta de crédito.

Objetivo: reducir los plazos

En Colonia, desde que se comete una infracción y hasta que se abona transcurre un plazo mínimo de tres meses.

La primera notificación llega pasados dos meses. El conductor tiene entonces un mes para presentar alegaciones; pasado ese tiempo, recibe una segunda carta (en un sobre de color amarillo para que todo el mundo sepa que es una multa de tráfico…) con las indicaciones para abonar la sanción.

¿Qué multa te puede caer por conducir con la ITV caducada?

El ticket que habrá que llevar al supermercado no será de un color diferente, de manera que el resto de clientes no tienen por qué saber qué estás pagando. El período de pruebas se extenderá hasta que termine el año.

*Artículo original publicado en Topgear.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.