Si bien en España estamos acostumbrados a utilizar el tren de alta velocidad del AVE que puede alcanzar hasta 310 km/h, en Japón los trenes bala Shinkansen rondan cifras de velocidad superiores, capaces de comunicar dos grandes ciudades en menos de una hora.

La nueva versión del tren bala Shinkansen, llamado Alfa-X, empezará sus servicios públicos a partir de 2030, aunque desde ya mismo se está empezando a probar. Este tren podrá alcanzar velocidades de hasta 400 km/h, aunque la idea es que operen a 360 km lo que lo haría 10 km/h más rápido que el Fuxing Hao de China que conecta Beijing y Shanghái en sólo 7 horas.

El característico morro de este nuevo Shinkansen se respeta alcanzando hasta 22 m con tres ventanas en su cabina. El tren bala está pintado en plata metálica con franjas verdes, y cuenta con 10 vagones. Si bien no operará comercialmente hasta 2030, sí que comenzará las pruebas este viernes entre la ciudades de Aomori y Sendai por la noche, y se llevará a cabo durante tres años.

Este nuevo tren bala contará con frenos de aire en el techo y también usará la placas magnéticas cerca de los rieles para reducir la velocidad, además de contar con frenos convencionales. Al mismo tiempo tendrá amortiguadores y suspensión neumática para que se mantenga estable al tomar las curvas, manteniendo así su equilibrio y comodidad para cada uno de los pasajeros.

Lilium, la startup de taxis voladores que aspira a ser el Uber de los cielos

En un comunicado se comenta que “el desarrollo del Shinkansen de próxima generación se basa en los conceptos claves de un rendimiento superior, un alto nivel de confort, un entorno operativo superior y un mantenimiento innovador”, señala East Japan Railway.

Si bien estamos ante el tren más rápido del mundo actualmente, una vez que se estrene en 2030 ya no contará con dicha hegemonía dado que se está construyendo una nueva línea entre Tokio y Nagoya que se estrenará en 2027 y que gracias a su tecnología le permitirá alcanzar hasta 505 km/h.