Motor Tecnología

El combustible sintético de Porsche podría ser tan limpio como un coche eléctrico

combustible de porsche

Porsche asegura que su combustible sintético podría ser tan limpio como un coche eléctrico. Estas son sus características y resultados en pos de una movilidad sostenible.

Una de las cosas que más puede quitar el sueño a los aficionados más ‘hardcore’ es que se acaben los motores de combustión. O que, de sobrevivir, las sensaciones que provocan estén adulteradas por un turbo que no busca mejorar las prestaciones como podía ocurrir en los años 90, sino matar las emisiones y, de paso, toda la pasión que podría destilar.

Afortunadamente, hay marcas que pelean porque esta tendencia, que hoy por hoy parece inevitable, se ralentice lo más posible. Por ejemplo Porsche. Los alemanes, que acaban de presentar el icónico 911 GT3 para 2021han conseguido mantener una generación más el motor bóxer de seis cilindros atmosférico.

Y no solo eso: el GT3 de la generación 992 se permite el lujo de poder girar hasta las 9.000 vueltas. Algo que no ha sido fácil: Frank Walliser, la persona detrás de la gama RS de Porsche, atendió a un grupo de periodistas internacionales entre los que TOPGEAR.es se coló.

Una pizca de potasio para largar la duración de la batería de los coches eléctricos

La pregunta estaba clara: ¿Es el final de estos motores? “Es algo que se está poniendo cada vez más difícil”, respondía Walliser, quien concedía que lo que han hecho con el bóxer de cuatro litros ha sido algo verdaderamente exigente y que no cierra la puerta al uso de la alimentación forzada.

“Es algo que se puede ver en nuestra competencia. Los que utilizan un motor grande de aspiración son muy pocos. Y si buscas bloques de altas revoluciones como este que hacemos, con buenas cifras de ventas relativas, es difícil de encontrar. Nos ha provocado noches de insomnio”.

Combustibles sintéticos al rescate

Sin embargo, la buena noticia es que en Porsche están trabajando en combustibles sintéticos. Esa puede ser la salvación no solo para modelos tan específicos, sino para el 911 en general.

Los primeros ensayos van a comenzar en 2022. “Nos queda un largo camino”, asegura Walliser, “pero estamos seguros de que es una parte importante de nuestro esfuerzo global por reducir el impacto del CO2 en el sector transporte. La idea es que no haya necesidad de hacer cambios en el motor. Que todos puedan usarlo sin que se note en las prestaciones”.

¿Y qué ventajas tienen?

Wallliser lo tiene claro: “Las emisiones son mucho mejores. Estos combustibles sintéticos tienen entre ocho y 10 componentes. Ahora tienen entre 30 y 40. Como es artificial, no tienes derivados, así que es bastante más limpio.

Asegura que las emisiones pueden llegar a suponer una reducción del 85% de las emisiones en la cadena de producción en comparación con la gasolina… lo que equivaldría al impacto que suponen los coches eléctricos actualmente.

Porsche 911 Turbo 993

Todo esto va en la línea de lo que le contó a TOP GEAR Oliver Blume, el CEO de la marca, el año pasado. “Vamos a continuar con motores de gasolina en el 911 y los vamos a mejorar paso a paso”. También nos contó que es algo básico en la marca, especialmente en su modelo estrella.

“Hemos hecho un importante análisis de cuál podría ser la mejor oportunidad de reducir las emisiones, y ahora estamos estudiando los combustibles sintéticos”.

Por ahora estamos haciendo unos primeros test en Porsche 911 clásicos como el 993 con muy buenos resultados. El coste aún es muy alto y no podemos producirlo de una manera muy sostenible, pero estamos viendo, con ayuda de algunos socios, la manera de hacerlos utilizando energía eólica o solar”.

*Artículo original publicado por Luis Guisado en Topgear.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.