Motor Tecnología

5 efectos rebote tras el coronavirus en el mundo del automóvil

5 efectos rebote tras el coronavirus en el mundo del automóvil

Más allá de posibles rebrotes y pasos atrás, hay al menos cinco efectos rebote tras el coronavirus perceptibles en el automóvil o que muy pronto empezarán a hacerse notar. Lo malo de todo esto es que, salvo el último, casi todos ellos son negativos aunque dada la situación actual habrá quien los vea como un buen dato.

Y es que si de algo ha tenido bueno el confinamiento social es que algunos indicadores han caído de manera drástica y, como es lógico, la reactivación económica que se empieza a notar también genera efectos rebote tras el coronavirus.

Lo importante respecto a estas cifras del automóvil que se recuperan tras el COVID-19 es que muestran que todo puede volver a la normalidad con relativa rapidez. Pero aunque ahora no sea el momento de poner ahí el acento, la sociedad no puede renunciar a buscar cómo eliminar varias de consecuencias negativas del desarrollo.

A continuación, como estos cinco efectos rebote ya muestran recuperación en el automóvil.

1. Los fallecidos en carretera

efectos rebote

Si el coronavirus ha dejado una buena noticia, esta es que la pasada Semana Santa hubo un récord histórico de fallecidos en carretera a la baja (9 en 2020 frente a los 27 de 2019). Desde el inicio del Estado de Alarma hasta el lunes 27 de abril, la DGT ha registrado una caída del 66% en las cifras de víctimas por accidente de tráfico.

Según ha podido saber AUTOBILD.ES, entre el 13 y el 27 de abril, se han registrado en las carreteras españolas solo 15 víctimas mortales, mientras que e los mismos días de 2019 fueron 37, un descenso del 40%. Es evidente que ya empieza a subir ligeramente el número y que aquí va a haber un efecto rebote tras el coronavirus.

Sin embargo este se va a notar sobre todo en peatones, ciclistas y motoristas. Durante el confinamiento, la proporción de usuarios vulnerables fallecidos en accidente ha caído del 36% al 13%. Sin embargo, el porcentaje de camioneros que han perdido la vida ha subido durante el Estado de Alarma, del 3 al 30% del total.

2. Subirá la contaminación, ¿tanto o más que antes?

Infografía: La calidad del aire mejora en las grandes ciudades | Statista Más infografías en Statista

Todavía no hay datos sobre subida de la contaminación tras el COVID-19, pero es uno de sus efectos rebote más que esperados. Al menos, ya se ha constatado desde los satélites sobre China que Wuhan ha recuperado los niveles de NOx previos al confinamiento a pesar de que aún hay medidas restrictivas.

Cuándo podremos ver de nuevo una nube de contaminación sobre Barcelona o Madrid es todavía una incógnita, pero lo cierto es que más allá de imágenes espectaculares, millones de personas han respirado aire más limpio por efecto del coronavirus.

3. El tráfico empieza a aumentar

movimientos urbanos

Durante el confinamiento, las autopistas son propiedad de los camiones y las ciudades, de los repartidores. Pero en la medida en que la actividad económica retoma su pulso, lo hace el tráfico y, quizá y para nuestra desgracia vuelva con más fuerza como efecto rebote del coronavirus. Aun así, según la DGT, este lunes 27, los movimientos urbanos seguían un 86% por debajo de lo normal, pero los de largo recorrido ya solo eran un 46% menores.

Y es que con las medidas de distanciamiento social, el coche particular va a ser la opción preferente de todo aquel que pueda permitírselo. Según una encuesta del Race, hasta un 25% de los conductores que antes usaba el transporte público (un 33% del total) se pasará al vehículo privado tras el confinamiento, lo que generará un efecto rebote sobre el tráfico por el COVID-19.

4. El precio del los combustibles

Infografía: El petróleo se desploma | Statista Más infografías en Statista

La otra buena noticia del coronavirus es que todos los conductores hemos ahorrado dinero dejando de visitar la gasolinera, esto ha generado que se cree stock de gasolina invernal que ahora, con los riesgos que conlleva, deberemos gastar en todo caso. Pero por efecto del COVID-19, el precio del petróleo de Texas cayó a un -40 dólares histórico el 20 de abril. Este martes 28, el petróleo Brent ha caído de nuevo y está a 20,26 dólares el barril.

Pero aunque este crudo se entrega en junio y hasta entonces no habrá subidas del crudo, la OPEP ha pactado una bajada drástica de la producción que coincidirá con el aumento del consumo, será la oportunidad perfecta para que se repercuta al alza un precio de la gasolina, que no ha sufrido descensos en consonancia al derrumbe del coste de la materia prima. Y tampoco es descartable que un Estado sediento de financiación no suba los impuestos de los carburante.

5. La producción de coches

Desde este lunes 27, las fábricas de coches españolas han comenzado una lenta vuelta a la normalidad. En Figueruelas (Seat), Vitoria (Mercedes) y Pamplona (Volkswagen) han vuelto a fabrica unos cientos de coches desde ayer, aunque con más del 80% de las plantillas en ERTE y con las medidas de distanciamiento obligatorias la producción no se acelerará rápidamente.

Anfac, la patronal de los fabricantes de coches, estima que este año se dejarán de hacer en España 700.000 turismos por efecto del COVID-19. Sin embargo, y aunque lentamente, el sector habrá de volver a la actividad, si bien la incógnita será saber cuál será la nueva normalidad del mercado de turismos. Un millón de unidades vendidas y dos millones de coches fabricados en 2020 hubieran sido cifras catastróficas hace dos meses y ahora parecerían la mejor noticia para el sector del automóvil.

*Artículo original publicado por Vicente Cano en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.